lifestyle

Abre en Nueva York la meca de la comida española en EEUU

José Andrés y los hermanos Adrià inauguran el mercado Little Spain que inundará con cultura y gastronomía españolas el corazón de Manhattan.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Cristina Rodríguez (Nueva York)

mercadolittlespain-031019-lizclayman-0_41-134605_20190315132538.jpg

Con tres restaurantes con servicio completo, una cafetería, 15 de puestos de comida, dos bares y tres tiendas con flores, productos secos y recuerdos, Little Spain Market se convertirá en el mayor proyecto español en Nueva York creado por 3 de las figuras más influyentes de la cocina española: Ferrán y Albert Adrià y José Andrés. Es la primera vez que los tres se adentran en el mercado neoyorkino y la primera experiencia americana de los Adrià.

“En general está pensado para emular la experiencia de un mercado de comida tradicional en España”, explican.

“Estamos trayendo las cosas más deliciosas de cada rincón de España a Nueva York. Estoy muy emocionado de abrir el Mercado Little Spain, esto es un sueño hecho realidad, tanto para mí como para mis queridos amigos Ferrán y Albert," dijo José Andrés.

El famoso chef español Ferrán Adrià y su hermano Albert, quienes conocieron a José Andrés al comienzo de su carrera, en El Bulli, (el restaurante de Ferrán) aportaron su colaboración creativa en la infraestructura conceptual, de diseño y del menú para ayudar a crear una autentica experiencia que haga a los neoyorquinos sentirse en un típico mercado español.

“Es emocionante para nosotros estar junto a nuestro amigo José Andrés para traer el sabor auténtico de España a Estados Unidos con Little Spain”, comentó Albert Adrià a los medios.

Abre en Nueva York la meca de la comida española en EEUU

Situado en Hudson Yards, en el Midtown West de la ciudad, este mercado se convertirá en una de las principales atracciones culinarias de este complejo que es el mayor desarrollo inmobiliario privado jamás construido en la historia de Estados Unidos. Hudson Yards se trata de un vasto barrio de rascacielos y espacios públicos que ha costado más de 20.000 millones de dólares. Hudson Yards, aún en construcción, acogerá más de 100 restaurantes y tiendas (entre las que se incluyen un Zara de más 2.000 metros cuadrados repartidos en dos pisos), instituciones dinámicas y culturales, 4.000 residencias privadas, una nueva escuela pública con 750 plazas, un hotel con 212 habitaciones, y más de 20.000 metros cuadrados en plazas, jardines y arboledas.

Un proyecto de 40 millones de dólares

La inversión inicial en Little Spain, que cuenta con 3.250 metros cuadrados, ronda los 40 millones de dólares. El proyecto de la compañía ‘ThinkFoodGroup’ del chef José Andrés, por ahora solo abrirá uno de los bares, dos quioscos de comida y uno minorista. Los restaurantes y otras ofertas se lanzarán en las próximas semanas, estarán abiertos todo el día y darán empleo a unas 400 personas. Little Spain Market podrá acoger a la vez a unos 1.200 clientes.

Entre los restaurantes con servicio completo se encuentran ‘Leña’, dedicado a paellas y carnes a la brasa cocinadas en horno de leña. ‘Mar’, con mariscos exclusivos y exquisitos. Y ‘Spanish Diner’, un lugar amplio e informal para comer y beber, junto con dos bares y un enorme espacio salpicado de 15 puestos que sirven una variedad de sabrosas tapas o pinchos.

Entre los productos que se podrán degustar, además de paellas, se encuentran cochinillos, empanadas, patatas bravas, platos combinados, pulpo, jamón ibérico, vieiras, queso manchego, cocas, gazpacho, o platos sencillos que se cocinan en las casas españolas como arroz a la cubana o tortilla de patatas. Sin olvidar deliciosos postres como flan, tarta de Santiago, churros, crema catalana o arroz con leche. Y para beber, en los bares y restaurantes, no pueden faltar vinos y cervezas españoles o sangría. En el mercado se podrán comprar también pescados y carnes frescas, además de frutas y verduras, aceite de oliva, jamón, quesos, arroz y todo lo que se necesita para hacer una paella en casa. Además, habrá una tienda de recuerdos y tres puestos de flores.

La inmensidad del proyecto es tal, que hasta casi todos los acabados, muebles y gráficos se han traído de España. También los cocineros o proveedores de alimentos son españoles para que el mercado cumpla con los estándares de los organizadores. Es por ello que el mismo José Andrés trajo a varios especialistas: “un maestro de cocas, un maestro de arroces o un maestro de churros”. “Hasta la harina que se usa para hacer churros será importada directamente de España”, explica el cocinero Nico López que supervisará todo el desarrollo culinario para el extenso mercado. López añade que se aseguraron de que “todas las regiones estén representadas en el mercado”.

José Andrés, “el chef humanitario y de los inmigrantes”

José Andrés tiene un imperio de más de 30 restaurantes en Estados Unidos, el más famoso se llama“Minibar”, está situado en Washington DC y tiene dos estrellas Michelin. José Andrés, a quien se le atribuye la popularización de las tapas en EE.UU. ha sido listado en dos ocasiones por la revista Time entre ‘las 100 personas mas influyentes’ y premiado como "chef espectacular" y “chef humanitario del año” por la fundación James Beard.

En 2015, el cocienero español se hizo notorio cuando se enfrentó al actual presidente Donald Trump al retirarse de un acuerdo para abrir un restaurante en un hotel de Trump en Washington DC, después de que el entonces candidato ridiculizara a los mexicanos como “violadores”.

José Andrés ha aumentado su estatus como figura pública con su ‘World Central Kitchen’, la organización sin ánimo de lucro que comenzó después del terrible terremoto de 2010 en Haití. Bajo su dirección, la organización se ha convertido en un ágil proveedor de alimentos para las víctimas de desastres en todo el mundo, desde Puerto Rico hasta Indonesia o California.

Y su fama es tal que presentó en los Oscar, junto al actor Diego Luna, los filmes nominados a la Mejor Película en la gala de este año y donde proclamó apasionadamente que los inmigrantes y las mujeres “hacen avanzar a la humanidad”.

El chef ahora se enfrenta a su mayor proyecto en Nueva York, Little Spain Market. “Este es mi último regalo al país donde nací, España”, explica José Andrés. “Si hago esto bien y tiene éxito, probablemente sea el último proyecto en el que trabajaré”.

Molina (etoro) - Nuestro Ibex está obsoleto