lifestyle

Astún amplía la apertura de su telesilla de verano

La demanda de los visitantes que permanecen en la zona animan a la estación a ampliar la apertura hasta el 6 de septiembre

01 DE septiembre DE 2020. 10:02H Dirigentes

e0bdae52de3cb4d15ae46f4321190371.JPG

De todo un éxito puede calificarse el resultado de la temporada de verano en Astún y su silla de verano, puerta de acceso al territorio de los Ibones de montaña.

En este atípico verano, encuadrado dentro de la nueva normalidad, el aire libre, el ambiente de la alta montaña y el turismo de interior, unido a la segunda vivienda, han producido el fruto que se esperaba. Así Astún y su entorno ha respondido plenamente a las expectativas de seguridad y disfrute de los visitantes.

Tanto es así que los numerosos visitantes que aún permanecen en la zona y la buena meteorología actual demandan el aplazamiento del cierre de la telesilla de Truchas, que permite el acceso al territorio de los lagos.

Los lagos de montaña o Ibones son pequeñas formaciones de origen glaciar​situados en los Pirineos, generalmente por encima de los 2000 metros de altitud. En Astún son algo representativo de la estación.

Un verano más Astún, abriendo una parte de sus instalaciones, concretamente el telesilla cuatriplaza desembragable denominado “Truchas”, ha permitido a los visitantes disfrutar de una base desde la que acceder a estos Ibones y a un abanico de posibilidades tanto deportivas, como paisajísticas, fotográficas o simplemente para amantes de la naturaleza o del turismo familiar en su estado más puro. Un lujo para practicantes de cualquier edad y condición física, ya que el entorno permite modelar la actividad según las capacidades y gustos de cada cual.

Este año además se ha habilitado una excelente ampliación de la terraza de Truchas en la pradera situada frente a ella, que ha sido la delicia de los visitantes al volver de sus itinerarios y antes de tomar la telesilla de regreso a la base de la estación.

Nuevamente durante este verano, la estación situada en lo más alto del Valle del Aragón, y todo su entorno han sido un excelente punto de partida para practicar senderismo, bicicleta de montaña, escalada y también para el descanso y el placer de disfrutar la excelente gastronomía de la zona.

Luna: "Tanto la volatilidad como la gestión activa serán muy importantes en lo que queda de año"