lifestyle

Audemars Piguet desvela el Royak Oak Tourbillon Volante Automático

“El Royal Oak Tourbillon hizo su debut en 1997 con motivo del 25 aniversario del Royal Oak. Esta última evolución con el tourbillon volante y el mecanismo de cuerda automática reintroduce este clásico moderno con una estética actualizada para la nueva década.”

02 DE diciembre DE 2020. 10:15H Dirigentes

0f7695800cc87643e26785edb407c714.JPG

La manufactura suiza de Alta Relojería Audemars Piguet se complace en presentar su primer Royal Oak Tourbillon Volante Automático. Para la ocasión, la Manufactura lanza tres referencias de 41 mm en acero, titanio y oro rosa de 18 quilates, todo ello complementado con un refinado diseño de esfera.

VARIEDAD DE MATERIALES Y REFINADO DISEÑO

La referencia íntegramente de titanio presenta un innovador diseño de esfera. Una elegante esfera gris pizarra pulida con chorro de arena de bordes acaracolados, que ofrece una alternativa al motivo "Tapisserie" característico de Royal Oak. Los tonos grises de la esfera, los índices y las agujas de oro blanco hacen resaltan sutilmente la rotación del tourbillon volante a las 6 horas.

Con reminiscencias de otros modelos de la colección Royal Oak, la versión de acero inoxidable se adorna con una refinada esfera azul ahumada "Tapisserie". Su motivo de rayos de sol de última generación irradia de la jaula del tourbillon volante a las 6 horas. Estos vibrantes tonos de azul dan profundidad al tourbillon volante, al tiempo que sirven como un elegante telón de fondo para los índices y las agujas de oro blanco.

El tercer modelo en oro rosa de 18 quilates aporta un contraste contemporáneo. Una esfera "Tapisserie" de color gris ahumado con rayos de sol, enriquecida con índices y agujas de oro rosa, ilumina la caja y la pulsera de oro rosa. La jaula del tourbillon volante añade un delicado destello de oro rosa.

Ya sea en acero inoxidable, titanio u oro rosa de 18 quilates, la caja y el brazalete han sido acabados a mano con la emblemática alternancia de cepillado satinado y chaflanes pulidos de la marca para una poderosa yuxtaposición de acabado mate y pulido.

UNA FIRMA EN FINAS CAPAS DE ORO

El nuevo Royal Oak Tourbillon Volante Automático presenta una firma Audemars Piguet de oro de 24 quilates en aplique, una novedad en la colección Royal Oak. Realizada en finas capas de oro, se logra mediante un proceso químico similar a la impresión 3D conocido como deposición galvánica. Cada letra está conectada con eslabones delgados casi invisibles a la vista. Luego, la firma se fija en la esfera a mano con patas minúsculas. La firma se desarrolló originalmente para adornar las esferas lacadas lisas del Code 11.59 by Audemars Piguet.

TOURBILLON VOLANTE DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Este nuevo modelo está impulsado por el Calibre 2950, el movimiento de cuerda automática de Manufactura de última generación que combina un tourbillon volante con un rotor central, lanzado en 2019. El primer reloj de pulsera con tourbillon volante de Audemars Piguet hizo su aparición en 2018 en la colección Royal Oak Concept.

Visible desde ambos lados de la caja, la jaula del tourbillon volante acabada a mano ofrece una hermosa vista de algunos de los componentes reguladores del reloj que permiten su rotación. El fondo de la caja también revela las refinadas decoraciones del movimiento, como "Côtes de Genève", achaflanado satinado, acaracolado y pulido a mano, así como la masa oscilante calada característica en oro rosa o en oro rosa rodiado.

Meticulosamente elaborado por dentro y por fuera, el Royal Oak Tourbillon Volante Automático entrelaza un diseño contemporáneo con un savoir-faire ancestral.


Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"