lifestyle

Celebra el 50º Aniversario de Arcade en Rockade, el nuevo bar de La Latina donde casi todo es posible

Una original puesta en escena que te hace viajar en el tiempo al Madrid de los 80 entre pinballs, buena música, pósters y videojuegos Arcades. Back to the future!

16 DE noviembre DE 2021. 11:38H Dirigentes

ec30a8436f5ee95010ae862160ad5466.JPG

El primer juego de Arcade fue Galaxy Game (1971). Se trata del primer juego comercial del cual se tiene constancia, siendo así la primera máquina Arcade en dar impulso a esta gran revolución mundial. En ese sentido, fue programado por Bill Pitts y Hugh Tuck e instalado, por vez primera, en septiembre de 1971 en la famosa Universidad de Stanford.

50 años después Arcade sigue estando de moda en Rockade (Calle del Almendro, 9) en el barrio de La Latina. "Disponemos de 15 máquinas originales donde podrás jugar a videojuegos vintage y retro que tele-transportará al mundo ARCADE", nos comenta Juan Marchante, dueño del local.

¿Qué más nos vamos a encontrar en Rockade ? Dos plantas de paredes de ladrillo pintados de negro y buena música crean la atmósfera perfecta para disfrutar de una travesía revival. Bajando las escaleras te podrías encontrar perfectamente a Marty MacFly, mientras escuchas a Elvis o a los Rolling Stones. Mesas pequeñas sobre alfombras persas y velas, completan una decoración sin duda diferente y divertida; también cómoda. Los camareros ¡súper majos!, enseguida te cuentan lo qué tienen en la carta o te animan a que te eches una partida de pinball, mientras te acompañan a tu mesa. Una carta con 30 cervezas nacionales e internacionales, recorre territorios tan interesantes como Alhambra Amontillado (medio litro), Casimiro Trigo, Franziskaner Naturtrüb o Founders Centenial (entre 3, 5 y 8 euros), además, claro, de las lager, Ipas, tostadas o Budweiser. Buen ambiente, divertido y muy mezclado en edades y estilos. Todos pasándoselo genial en este bar tan especial y distinto. Para comer o cenar, una cocina muy sencilla, totopos con guacamole, perritos calientes, hummus con pan de pita, hamburguesas o tacos. Y después, una copa. Toño, uno de los dueños, no te dejará salir sin que pruebes su gintonic de pomelo. La carta de cócteles y destilados es muy interesante. De los clásicos Cosmopolitan o mojito a las copas de autor. Rockade es un buen bar para quedar con los amigos y viajar en el tiempo o enterarte de la estética que Madrid tenía hace ya muchos años ¡Ah! y no te olvides de llevar monedas en tus bolsillos para echarte unas partidas.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"