jueves, 22 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Lifestyle

Crean el primer medicamento para el dolor menstrual

La iniciativa, llamada I+D 'Dolomens', buscaba conseguir una fórmula de venta sin receta a partir de la combinación de Paracetamol e Ibuprofeno

20 de febrero de 2019. 10:10h Manuel Gutiérrez
  • Crean el primer medicamento para el dolor menstrual

Hasta ahora, las mujeres que se han enfrentado al dolor menstrual se han visto abocadas a analgésicos estándar en dosis altas, lo que además puede conllevar a una toxicidad innecesaria. Todo esto sin olvidar que no garantizan que la molestia cese. Pues bien, tras tres años de investigación, un proyecto de I+D liderado por el Grupo Farmalíder ha llegado a su fin. ¿El resultado? Un tratamiento más efectivo y menos dañino para la dismenorrea -menstruación difícil y dolorosa-.

La iniciativa, llamada I+D 'Dolomens', buscaba conseguir una fórmula de venta sin receta a partir de la combinación de Paracetamol e Ibuprofeno que, hasta el momento, no existía en el mercado. Finalmente, se ha conseguido un medicamento de administración directa sin necesidad de agua que se ingiere de forma oral. Pero, ¿realmente funciona?

Para demostrar la efectividad de este proyecto, cofinanciado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial con fondos FEDER de la Unión Europea, se llevó a cabo un ensayo clínico a 480 voluntarias sanas que padecen de dismonerrea. Se les dividió en cuatro grupos, y se les administró diferentes analgésicos, siendo uno de ellos el tratamiento en cuestión y otro un placebo.

Este análisis se llevó a cabo en dos hospitales públicos de la Comunidad de Madrid: el Hospital Universitario de La Paz y el Hospital Clínico San Carlos. Tras las pruebas, el desenlace resultó ser positivo: "Esta nueva formulación muestra una mayor eficacia analgésica a las seis horas, pero también a lo largo de todo el periodo de tiempo en el que se realizaron las mediciones", cuentan desde Farmalíder.

Y no sólo puede llegar a ser una victoria para el dolor, sino también en cuestión de seguridad: "Este puede ser un nuevo avance para el tratamiento específico del dolor menstrual dentro de un marco de seguridad de las pacientes", aseguran desde el laboratorio.