sábado, 17 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Lifestyle

El turismo de cruceros se apunta a la sostenibilidad

El puerto de Barcelona recibió al primer barco de cruceros del planeta propulsado por Gas Natural Licuado: el AIDAnova. La visita se adelanta seis meses a la presentación del Costa Smeralda, el próximo buque insignia de Costa Cruceros, que ya presume de su compromiso con el medioambiente y la innovación.

29 de abril de 2019. 16:19h Susana Mencía
  • Image

Asomarse desde la cubierta de un barco a los principales destinos turísticos junto al mar es una idea con un atractivo innegable. Por eso son ya 20 millones de pasajeros al año los que se deciden por reservar un crucero para sus vacaciones. Esta cifra, tan positiva para la economía de los países receptores de este tipo de turismo, deja su consecuente huella negativa en la atmósfera. Los buques clásicos han sido los responsables de las mayores emisiones de Co2 del sector vacacional, hasta ahora.

Costa Cruceros dio el pistoletazo de salida a su ‘revolución verde’ con el inicio de operaciones del AIDAnova en diciembre del año pasado. El barco, de origen alemán y 337 metros de eslora, ha sido el pionero en utilizar Gas Natural Licuado para alimentar sus motores, apostando así por el combustible fósil más limpio entre los disponibles en el planeta. Esto se traduce en menos emisiones nocivas tanto en los puertos en los que hace escala, como en el mar. El presidente de AIDA, Felix Eichhorn, explicó las ventajas de estos avances mientras recibía al barco en el puerto de Barcelona en un acto compartido con distintos representantes institucionales: "En el AIDAnova, hemos conseguido unificar una amplia variedad de productos gracias a un entusiasmo y creatividad excepcionales. Estamos muy orgullosos de operar el crucero más respetuoso con el medio ambiente y continuaremos por este camino”.

Es precisamente el camino que comenta Eichhorn el que tendrá su continuación con el Costa Smeralda. El que será el buque insignia de Costa Cruceros alcanzará el puerto de la Ciudad Condal el 30 de octubre con la misma vocación sostenible. Esta no solo pasa por el uso de Gas Natural Licuado, sino que comparte con el AIDAnova un Sistema Avanzado de Calidad del Aire en las áreas cercanas al crucero. Bajo las siglas AAQS, dicho sistema se ha hecho extensivo ya a más del 70 por ciento de la flota del Grupo Costa y Carnival Corporation.

Barcelona: el mayor puerto en el que repostar Gas Natural Licuado

Sumarse a iniciativas turísticas más respetuosas con el medio ambiente no depende únicamente del esfuerzo de las compañías de cruceros. Los puertos de atraque deben estar preparados para ello. El Puerto de Barcelona ya ha cumplido su parte apostando por infraestructuras en las que los barcos pueden reabastecerse con GNL. De hecho, el AIDAnova repostará de forma habitual en la Ciudad Condal gracias a un acuerdo con Shell.