domingo, 15 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Lifestyle

¿Falta de sueño?: Cómo rendir más durmiendo bien

La falta de sueño es un trastorno frecuente en el sur, sobre todo en verano. La experta y coach Sonja Sommerfeld explica a DIRIGENTES cómo ser más productivo durmiendo mejor.

20 de junio de 2019. 16:17h Stefanie Claudia Müller
  • ¿Falta de sueño?: Cómo rendir más durmiendo bien

Tener sueño es un trastorno crónico en España y en casi todo el mundo por el ritmo social y profesional y los cambios constantes que tenemos que vivir. No descansar bien termina en lo que se llama en inglés "burn-out“, o síndrome del quemado, y que en Alemania ya es una enfermedad seria que cuesta mucho dinero al sistema de salud y a las empresas.

Puede manifestarse con una depresión grave y suponer meses de baja laboral. Porque cuando el cuerpo acumula cansancio empieza a fallar cada vez más la concentración, la circulación y luego todo el sistema nervioso colapsa por completo. No desayunar bien, comer a mediodía con vino, estar mucho delante del ordenador, terminar a las 19h y luego correr en coche a casa para llegar bien a la cena de las 21h, hace que la mayoría de las personas no se acueste antes de medianoche.

Este ritmo social, muy presente en España, no facilita nada ir el día siguiente al trabajo con la mente clara. Pero cada vez nos exigen más concentración y eficiencia. Sonja Sommerfeld sabe, gracias a años de experiencia como coach y terapeuta, cómo dormir más profundamente y más tiempo. Según ella, es la mejor medicina que podemos tomar contra cualquier dolor y problema de salud: "Y es gratuito“, dice la alemana en una entrevista con DIRIGENTES.

¿Cómo puede afectar la falta de sueño a nuestro rendimiento en el trabajo?

¡Significativamente! El cerebro, la psique, se recupera solo en la segunda mitad de la noche, entre las 2 y las 5 de la mañana. Cuando nos despertamos una y otra vez en este momento, a veces inconscientemente, nuestro cerebro no procesa bien toda la información que se le ha dado durante el día. Imagine un vaso de agua, si no duerme bien, siempre habrá un sorbo en el vaso, ¡día tras día! ¿Qué pasa después de un tiempo?

Otra razón es nuestro exceso de comida. Por lo general, tenemos la oportunidad de comer durante todo el día en el presente. Sin embargo, esto causa estrés en diferentes órganos, que a menudo tienen su fase de reposo durante la noche. Pero como rara vez somos conscientes de esto, no escuchamos a nuestro cuerpo. Como resultado, a menudo no podemos dormir. Además está la falta de ejercicio o demasiado movimiento.

Pero hay otra: la falta de oxígeno – un problema importante en el siglo XXI. Nuestras casas están tan bien aisladas que no recibimos suficiente aire rico en oxígeno. Y aquí es donde el círculo se completa: si no recibes suficiente aire rico en oxígeno durante el día o si duermes en una habitación de poca energía durante la noche, los pulmones no se calman y hacen que te despiertes, lo que a su vez hace que tu psique no se recupere.

¿Se puede cuantificar el daño?

Debido a la perturbación en la segunda mitad de la noche, la psique sufre. Ergo no tenemos la creatividad necesaria y por eso carecemos de rendimiento. Por ejemplo, las compañías alemanas pierden casi 210,000 días hábiles cada año debido a empleados cansados. Los cálculos de RAND Europa muestran que si todos los alemanes hicieran lo suficiente, es decir, que durmieran entre seis y ocho horas, el producto interior bruto se incrementaría en 57 mil millones de euros cada año. Para España sería relativamente igual o hasta peor por los largos horarios de trabajo.

¿Cuáles son las razones que nos dejan despiertos por la noche?

Hoy, en el siglo XXI, estamos sobrecargados de muchas maneras. Edison merece mi mayor respeto, pero con la invención de la bombilla, también recibimos una herramienta muy poderosa, cuya magnitud desconocemos personalmente. Gracias a la bombilla podemos determinar la guardia y el ritmo de la noche, pero a través de esta posibilidad, castigamos en el verdadero sentido de la palabra, cada día nuestro biorritmo y, por lo tanto, nuestro bien precioso: nuestro cuerpo, incluido nuestra psique. Es por todo ello que depresión y falta de sueño van juntos.

La invención del LED ha aumentado significativamente este problema por la luz azul, lo que restringe severamente nuestra producción de melatonina- una hormona producida por los pinealocitos en la glándula pineal (epífisis), que controla el ritmo día-noche del cuerpo humano. Esto provoca la falta significativa de sueño en los niños y adolescentes, pero también en todos los demás grupos de edad.

Estamos demasiado tiempo delante del PC, la tableta, con el teléfono y cuando no podemos dormir, entonces vemos Netflix, YouTube o la televisión. Bueno, algunos leen un libro por la noche, lo que es mejor, ¿pero con qué luz lees? Además, hoy tenemos más ruidos que nunca, tambien durante la noche, porque la mayoría vivimos en la ciudad. Digamos que no solo nuestros ojos están abrumados, sino también nuestros oídos. Esto cuenta todavía más para España, dónde quizás no se presta todavía lo suficiente atención a reducir ruidos. Además, nos hemos acostumbrados escuchar música con cascos trabajando o haciendo deporte, por lo que en el futuro nos ocuparemos cada vez más de problemas de audición, deficiencias visuales, etc...

¿Y por qué es tan difícil dormir bien?

Antes que nada diría, porque no nos tomamos el sueño en serio y no le prestamos la atención necesaria. No vemos lo que sucede en el sueño. Por ejemplo, cuando estamos a dieta, vemos el éxito en las escalas, o cuando comemos algo "saludable", lo vemos y lo probamos. Dormir no es realmente medible para nosotros. Hay ciertos apps, pero también tienes que ser capaz de interpretarlos correctamente. Solo con el 100% de comprensión e implementación nos ayuda de manera efectiva.

En segundo lugar, las personas no saben lo suficiente sobre el sueño, aunque se ha investigado mucho. Quizás porque en la mayoría de los ojos el sueño es un tiempo "perdido" en el que no podemos actuar. El que duerme mucho es "perezoso". Sin embargo, te puedo decir que es al revés. Según un estudio realizado por la Universidad de Regensburg en Alemania, el que duerme de 6 a 8 horas al día obtiene el doble de trabajos que el que duerme de 3 a 5 horas.

En tercer lugar, dormir adecuadamente significa mucho más que simplemente irse a la cama. Por lo tanto incluye nuestro ejercicio, nuestra dieta y nuestra mentalidad de procesar lo que hemos oído y visto durante el día, así como la ropa de cama en la que dormimos.

¿Es un buen sueño una receta mágica?

Si le dijera que para todos sus problemas, ya sean físicos, emocionales, familiares, empresariales, habría una píldora milagrosa, ¿qué estaría dispuesto a pagar por ello? ¿Una píldora que te haría lucir juvenil durante más tiempo, dándote años adicionales ágiles y divertidos? ¿Te hace lucir como emprendedor, no importa lo difícil que sea la situación? ¿Qué pagarías?

Les diré algo ahora: esta píldora ha estado alrededor por mucho tiempo, ¡se llama dormir! ¿Y qué te cuesta? Una cama individual adaptada y para ser consciente de sí mismo, o poner el dormir primero en la lista de prioridades.

Cristiano Ronaldo, George Federesen, Jeff Bezos, solo por mencionar algunos, toman diariamente esta píldora milagrosa, que es la razón de su éxito.