lifestyle

Sanitarios españoles lanzan una plataforma de telemedicina a medida

Scopios nace como un sistema de consultas donde los profesionales ofrecen sus servicios de manera personalizada

06 DE julio DE 2021. 13:54H Dirigentes

924363b8dad9d70b8523e3757a4738e0.JPG

La uberización de la economía está presente en muchos ámbitos de la sociedad, y ahora llega a la sanidad de la mano de Scopios. Impulsada por sanitarios con más de 20 años de experiencia, esta plataforma digital ofrece servicios de salud y actos médicos gestionados en su totalidad por especialistas y centros sanitarios, en función de las necesidades del sector.  

En concreto, en este sistema son los sanitarios quienes deciden qué actos y servicios médicos publican libremente y la manera en que se muestran a sus potenciales clientes, confiriéndoles totalmente el control. “La plataforma nace para marcar la diferencia y crear un cambio necesario dentro del mundo de la sanidad privada, dando respuesta de la manera más profesionalizada posible a ‘lo que de verdad importa’, la salud”, precisan en una nota.  

Detrás de esta iniciativa, impulsada por capital privado, se encuentran Raúl Garrido Medina como CEO y Manuel Macanás Wandser (CCO), que han pasado más de diez años analizando el sector. “A nadie le gusta canibalizarse y mucho menos devaluar su labor profesional con una política de baremos impuesta”, añaden.  

Para formar parte de esta comunidad que pretende “revolucionar el sector”, los profesionales deben darse de alta sin intermediarios, publicando libremente los servicios que ofrecerán y la manera en la que se muestran a sus potenciales pacientes.  

De manera paralela, los usuarios también deben darse de alta en el sistema, aunque solo deben aportar información básica como DNI, número de teléfono o fecha de nacimiento. 

Aunque el primer paso se ha dado en el mercado español, el proyecto está pensado para ser de alcance mundial. El punto diferencial radica en que el profesional tiene la libertad para ajustar al mercado las prestaciones que ofrece, marcando sus plazos y la duración de la consulta en función de las necesidades del consumidor.  

En este sentido, también se le otorga al médico el poder de decidir sobre las tarifas, controlar su calendario y el tiempo que marca para cada consulta, tarea que puede compaginar con su trabajo en otras organizaciones.  

De cara al futuro, planean ejecutar mejoras como la posibilidad de entablar contacto entre los trabajadores, para que puedan compartir opiniones.  

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"