viernes, 19 abril 2019
ZONA PREMIUM
Lifestyle

Loewe Esencia en una versión renovada

La firma apuesta por el agua de perfume con la primera reinvención de este clásico de la perfumería

01 de abril de 2019. 12:14h Dirigentes
  • Image

Loewe Esencia fue lanzado en 1987 como la segunda fragancia masculina de la marca. Se trataba de una fragancia aromática, con un toque oriental y un fondo amaderado, con Lavanda y Vetiver como notas destacadas. Un frasco de color verde oliva y el chapón de piel Loewe en la parte superior lo convirtieron en un sello inconfudible entrando a formar parte de los clásicos de la marca.

Más de 30 años después, Loewe Perfumes ha dado un giro a este producto con el lanzamiento de Loewe Esencia Eau de Parfum. Una creación atrevida y suntuosa que completa esta familia de aromas.

Pensada para un hombre elegante y atrevido que busca su propio yo, su alta concentración en aceites hasta el 22% la convierten en la creación más opulenta de Loewe hasta la fecha.

Un toque de pimienta roja, pimiento verde, enebro y el efecto floral de la lavanda como notas de salida, acompañado de cedro, estragón, albahaca y acetato de vetiver lo convierten en una perfume inigualable. La composición se cierra con la calidez que aporta el pachulí y sándalo, dando como resultado una fragancia sensorial y atemporal.

Una mezcla para la que se ha escogido un frasco mate con un tapón de madera de fresno hecho a mano que contrasta con el logo resaltado en acabado vinilo. En definitiva, un guiño al lujo más sofisticado por la dificultad que conlleva teñir los frascos. En este caso, el negro representa la masculinidad en su estado más puro.