lifestyle

NCL diseña un plan de actuación para alcanzar la neutralidad en carbono

La compañía se compromete a compensar tres millones de toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero en un plazo de tres años

24 DE junio DE 2021. 13:24H Dirigentes

a0c2cf1a25277187104d817e9f0fc1f0.jpg

Norwegian Cruise Line (NCL) ha anunciado la creación de una estrategia de acción climática a largo plazo, a través de tres áreas de acción que incluyen alcanzar la neutralidad en carbono, la identificación e inversión en tecnología con la que explorar combustibles alternativos y la aplicación de un programa voluntario de compensación de carbono. 

Según explican en una nota, la reducción de la intensidad de carbono se centra en la búsqueda de oportunidades que permitan reducir la huella global minimizando el consumo de combustible e incrementando la eficiencia energética. De 2008 a 2019, las inversiones actuales en sistemas y tecnologías han permitido reducir el consumo de combustible por día en aproximadamente un 17% para toda la flota de 28 barcos. Además, la compañía logró una reducción estimada del 14% de las emisiones de CO2 por día en toda su flota entre 2015 y 2019.

En este sentido, para la inversión en tecnología y la exploración de combustibles alternativos la naviera se ha aliado con la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) y otras organizaciones marítimas con el que proponer la creación de un fondo de colaboración para la investigación y el desarrollo del transporte marítimo internacional. De aprobarse, la financiación provendría de una contribución por tonelada de combustible marino comprado para el consumo, y se espera que ascienda a 5.000 millones de dólares en un periodo de diez años. Estos fondos se usarán para financiar el desarrollo de combustibles y tecnologías de propulsión con emisiones de gases de efecto invernadero nulas o casi nulas.

Entre las iniciativas también destaca la participación de la empresa con el compromiso de CLIA de reducir el índice de emisiones de carbono de todo el sector en un 40% para 2030 respecto a 2008, que se creó como primer paso para contribuir a la visión de la Organización Marítima Internacional (OMI) de un sector marítimo libre de carbono. 

La iniciativa se complementa con la compra de créditos de carbono con las que compensar el equivalente a tres millones de toneladas de CO2 durante tres años. La idea pasa por “ayudar a cubrir la brecha en los esfuerzos de descarbonización hasta que la nueva tecnología esté disponible”. La compañía planea aumentar de manera gradual las compras voluntarias en los próximos años para alcanzar su objetivo de neutralidad de carbono sobre la base de las emisiones de Alcance 1, que normalmente representan el 95% de su huella.

Para ello se ha asociado con World Kinect Energy Services, la división de sostenibilidad de World Fuel Services. A través de ellas NCL invierte en compensaciones de carbono “fiables”, que han sido verificadas de forma independiente y cumplen las normas internacionales, como el Gold Standard o el Verified Carbon Estandar (VCS). Las compensaciones proceden de una variedad de proyectos que incluyen energías renovables, silvicultura, eficiencia energética y proyectos de conversión de residuos en energía.

El proyecto se enmarca dentro del programa de sostenibilidad Sail & Sustain, centrado en su compromiso de impulsar un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, al tiempo que cumple con su visión de ser la opción de vacaciones para todo el mundo. Está estructurado en torno a cinco pilares desarrollados a través de la colaboración interfuncional con las principales partes interesadas internas y externas. Los pilares son: reducir el impacto ambiental, navegar con seguridad, formar a las personas, fortalecer nuestras comunidades y operar con integridad y responsabilidad.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"