sábado, 15 junio 2019
ZONA PREMIUM
Lifestyle

Samsung revoluciona la experiencia en el cine

Este avance tecnológico está revolucionando la experiencia en países como Brasil, China, Alemania o Estados Unidos

15 de marzo de 2019. 14:00h Manuel Gutiérrez
  • Samsung revoluciona la experiencia en el cine

Las salas de cine se enfrentan a un enemigo común: gigantes como Netflix o HBO han hecho que muchos ciudadanos prefieran quedarse en casa y dejar atrás el ritual de acudir a la gran pantalla. Por ello, la industria está tomando cartas en el asunto y parece que una de las soluciones las tiene Samsung.

La pantalla LED Onyx ofrece un sistema de contraste y de negro sin precedentes. Todo ello con un brillo casi diez veces superior a un sistema de proyección tradicional. Además, cuenta con una calidad de imagen 4K.

Este avance tecnológico está revolucionando la experiencia en países como Brasil, China, Alemania o Estados Unidos. Y ya ha llegado a España. Y es que el pasado jueves Samsung y Odeon Multicines presentaron el primer cine con tecnología LED en Leganés, Madrid.

Al llevar el poder visual de la calidad de imagen LED a la pantalla grande, Samsung Onyx ofrece a los espectadores un contenido más poderoso, convincente y memorable. Inspirada en la piedra preciosa del mismo nombre, la marca Samsung Onyx alude a la capacidad de la pantalla para mostrar el contenido cinematográfico con colores negros reales. Respaldado por una brillante calidad de imagen LED y una relación de contraste infinita, Samsung Onyx garantiza contenido de película como nunca antes.

El CEO y fundador de Oldeon Multicines, Luis Millán, explicó que "han apostado siempre por estar a la vanguardia en exhibición. Odeon Sambil es uno de los complejos tecnológicamente más avanzados de Europa, contando con el sistema de sonido más avanzado del mercado en todas sus salas, con la insuperable cifra de 514 altavoces y 217 amplificadores, siendo único en España".

Esto es una gran apuesta, ya que "se llevará los beneficios de dos años del complejo". Pero, además de mejorar la experiencia, también ofrece otras virtudes. Por ejemplo, la sala no precisa de un proyector, por lo que el espacio dedicado a esta función se puede emplear en proporcionar un mayor número de asientos.