lifestyle

Torcuato, la nueva cocina viajera de ABC Serrano

El mítico 'rooftop' vuelve a la vida con el restaurante más ecléctico, exótico y cosmopolita del Grupo La Fábrica

28 DE julio DE 2021. 11:22H Dirigentes

fec0bed5a443138b71f43480de5f6da3.jpg

Los madrileños y foráneos van a poder volver a disfrutar de una de las terrazas más impresionantes de la capital, la de la azotea del icónico centro comercial y palacete que fue sede de Blanco y Negro y el diario ABC hasta 1989. A su fundador, Torcuato Luca de Tena, a su característico bigote y a sus idas y venidas alrededor del globo homenajea el nombre de este espacio que se asoma a la ciudad y al mundo a través de una imponente panorámica y una carta tan internacional como la propia Madrid.

Vista del espacio

Desde el marco histórico de este centenario edificio, Torcuato pretende romper esquemas y, también como Madrid, demostrar que la tradición no está reñida con la modernidad y las tendencias mundiales. Al fin y al cabo, esta ciudad es una amalgama de todo ello y es por eso que la carta no se aferra a nada en concreto y hace las veces de pasaporte para viajar tomando matices y esencias de aquí y allá, sin corsés.

La firma el televisivo chef Sergio Fernández (Canal Cocina). Del raw bar, primer apartado, surgen makis como el de anguila, foie y mango o niguiris como el de atún rojo con gochujang o el de salmón flambeado con mayo de yuzu. Entrantes fríos y calientes continúan conformando un extenso menú. El salmorejo de cherrys con helado de Idiazábal y yuca crujiente, el arenque marinado con carpaccio de aguacate, el tiradito de lubina con ajoblanco trufado, las verduras salteadas con curry de coco thai o los noodles con kimchi gratinado y atún rojo prometen convertirse en estrellas. 

Presentación de platos de Torcuato

Pescados y carnes siguen esta línea y se presentan en recetas como el lomo de corvina asado y macerado en achiote con crema de frijoles o el vitello tonnato al revés: tataki de atún rojo, glacé de carne y salsa de alcaparras. La hamburguesa de cordero especiada con pan brioche y tzatziki nos lleva hacia oriente igual que el tahini de cordero con cous cous y guiso de pasas. La picaña madurada con chimichurri da un salto al otro lado del Atlántico. 

Entre los postres son imprescindibles la tarta de queso fluida con parmesano rallado, el bizcocho de limón y lima kefir con sopa de jengibre o la tarta Torcuato, una sorpresa con nombre propio que hay que descubrir compartiéndola entre cuatro o seis personas. 

Copas en Bianca

Las sobremesas se alargan en Torcuato porque es el sitio ideal para tomar unas copas. La terraza, de 700 metros cuadrados, acoge también a Bianca en el mismo espacio, para brindar y bailar a ritmo de DJ hasta el cierre con una sugerente carta de combinados y parte de la gastronomía de Torcuato en un ambiente más chill out.

Interiorismo de Pepe Leal

Por supuesto, Torcuato no será solo para el verano y la terraza es un anticipo de lo que vendrá en otoño. Sus espacios interiores diseñados, como todo por Pepe Leal, se inspiran en los gabinetes de curiosidades de la época, en los palacetes de la burguesía repletos de recuerdos de sus periplos. Elegancia europea, reminiscencias asiáticas, colores tropicales son los protagonistas de entorno. “Tan ecléctico como los años de los que data el edificio. A finales del siglo XIX estaba muy de moda mezclar estilos distintos”, comenta el interiorista haciendo referencia a un “neo siglo XVII y hasta un granadino pasando por el clasicismo francés”. Al fresco todo se torna más contemporáneo y es aquí, en la zona al aire libre, la que de momento está abierta, donde se percibe el estallido de lo exótico con multitud de plantas trepadoras que cubren unas preciosas arcadas perfiladas con neones, murales entre lo aborigen y lo pop y siempre ese ladrillo rojo tan característico de Madrid.

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"