miércoles, 20 febrero 2019
ZONA PREMIUM
Lifestyle

¿Una boda de invierno? Que no cunda el pánico

30 de enero de 2019. 16:17h Pepe Varela
  • ¿Una boda de invierno? Que no cunda el pánico

Vas a triunfar, seguro. Yolanda Valdehita, estilista y personal shopper te va a ayudar. Ella, en su tienda de moda Ararat, en calle Almirante 10, en pleno centro de Madrid, no tiene vestidos de novias... pero si para invitadas. Además, en su local hay, seleccionados por ella misma, un montón de complementos y vestidos para invitadas nupciales. Vamos, que te puede dar un montón de concejos para que seas la invitada perfecta en la boda perfecta. ¿Te has planteado, por ejemplo, llevar un vestido de seda pintada a mano de Esparza Silk? Es sólo una idea. Te puede dar muchas más ¿Le hacemos caso? ¿Si? Vamos allá, entonces.

Vestido de manga larga y abrigadito

Hace frío, por lo que, quizás, elijas un vestido de manga larga y que abrigue, con más cuerpo que si el vestido fuera para un casamiento de primavera o verano. En todo caso, es muy probable que necesites abrigo extra... sobre todo si vas a pasar mucho tiempo en exteriores, por ejemplo, en un jardín tomando un coctel ¿Y por qué no un bonito cardigan? Esta prenda, además de abrigarte, te dará un toque diferente. Y, claro, siempre estarán las estolas y los chales. ¿Y unos guantes? Especialmente indicados si optas por un vestido de manga corta o tirantes, unos guantes largos de raso te ayudarán a entrar en calor. Eso sí, sin descartar, tampoco, unos cortos de ribeteados de pelo.

Y, si te apetece un vestido corto, pues no te prives

Los vestidos cortos también son para bodas de invierno. ¿Algunas ideas? Pues, por ejemplo, un minidress de terciopelo de inspiración romántica que sea, a la vez, retro y tendencia. ¿Y qué decir de los modelos con pedrería bordada y talle asimétrico? Pues que resultan perfectos combinados con complementos de la gama de los tonos cálidos. Además, si te apetece algo diferente, pero no muy llamativo, ahí va una sugerencia: un conjunto de vestido corto con escote trasero y lazo al final de la espalda. Aligerará tu look y, además, descubrirás que es muy combinable con una amplia gama de sombreros y tocados.

El terciopelo, el tejido estrella de la temporada

Porque bajan las temperaturas y apetece vestirse con algo calentito y suave. Porque el dress code de los eventos y bodas de invierno impone telas más lujosas que adornen tu look, dando así a cualquier estilismo un aire Old Hollywood al que no podrás –ni querrás- resistirte. O porque las tiendas han hablado y la calle –o, para ser exactos, Instagram- ha confirmado. Razones hay muchas, pero el caso es que el terciopelo se ha impuesto en los outfits de invitada de boda para este invierno 2019... y no sólo en los vestidos.

La ceremonia es por la noche. ¿Qué me pongo?

Lo tienes fácil: atente a lo que dice el protocolo sobre el tema. O sea, que, vistas de largo y en tonos fuertes, aunque no tanto como si fuera de día. Una buena solución son los vestidos largos de media manga. Quedan muy bien, sobre todo si la tela combina con un encaje semi transparente. Y es que las transparencias, en los vestidos de invitada –y también en los de novia- son tendencia total esta temporada. Los utilizan todos los diseñadores y los hemos visto en todas las pasarelas y de todas las formas posibles: combinadas con encajes por todo el cuerpo que cubren solo lo imprescindible, transparencias en escotes, espaldas y brazos para resaltar ciertas partes del cuerpo. Un bolso tipo monedero quedará perfecto con tu look.

Colores atrevidos y nada convencionales

Es lo que estamos viendo este invierno en todas las bodas. Y está muy bien, pues da la impresión de que los diseñadores (¡por fin ¡) han caído en la cuenta de que invierno no es sinónimo de muerte del color. Date un capricho y opta por un outfit de invitada nupcial, que, además de ser bonito y de elegante corte, luzca en colores fuertes. ¿La razón? Por un lado, son las tonalidades más fáciles de combinar. Por otra, son las que más impacto provocan. Y, no lo dudes, entre todos los colores del pantone, los tonos rojos son lo más. Eso sí, tampoco tenemos que demonizar al negro de toda la vida. Una combinación que nunca falla es el negro de estructura entallada con bordado o volantes.

Turbantes, lo último en complementos para ir de invitada a una boda

Ha acabado la temporada de canotiers, sombreros de paja y pamelas. Estamos en invierno, las bajas temperaturas son perfectas para terciopelo y piel... y ahí es donde entran en juego los turbantes, el complemento que está causando furor en las bodas de este invierno 2019. Y es que, además de ser elegante y diferente, este complemento tiene la ventaja de que, a diferencia del tocado o del sombrero, puede lucirse durante toda la boda y en cualquier momento del día y de la noche. Evidentemente, a la hora de elegir modelo, será importante que tu turbante se adapte al estilismo del resto de tu vestuario. ¿Te animas?

¿Joyas? Las justas

Pues sí, en lo referente a joyas, mejor quedarse con el menos es más. Una buena elección sería apostar, por ejemplo, por un vestido de escote en forma de corazón, donde un pequeño colgante resalte más, que lucir varias joyas al mismo tiempo. En ese caso, los colores han de ser complementarios, no es necesario que sean del mismo tono, ya que basta con se encuentren en la misma gama. Si se opta por joyas doradas, los vestidos con pedrería son la mejor opción, combinando con zapatos y bolso en los colores, y usando como tono principal del vestido un color sólido. Tú lo sabes bien, el secreto está en los detalles.

Espero que mis sugerencias, sobre las últimas tendencias para este invierno en complementos de boda, te ayuden a crear esos looks tuyos tan llenos de comodidad y estilo. Y, ya sabes, si te falta algo, no tienes más que pasarte por Ararat y llevártelo a casa. Aquí tienes tu bono descuento, para que te animes a visitarnos. Ah, y no te olvides de mirar a la vida siempre en positivo. Besos de Yolanda y feliz semana.