pymes

Los autónomos mayores de 65 años se duplican en una década

Medidas como la jubilación activa han impulsado el número de trabajadores por cuenta propia en casi 60.000 personas a lo largo de los últimos diez años

15 DE octubre DE 2019. 22:02H Carmen Muñoz

c9659fafbe110a6363aa12f967fd5833.jpg

El autoempleo se ha consolidado en España como una salida profesional cada vez más recurrente entre los trabajadores mayores de 45 años. La mella causada a raíz de la crisis económica ha fomentado este tipo de prácticas a partir de la citada franja de edad, hasta el punto de ser el segmento que más ha crecido en los últimos diez años, sobre todo, entre aquellos mayores de 65 años.

Según los datos recabados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), el citado segmento ha experimentado un repunte del 88,7% en los últimos diez años. Si en agosto de 2009 su cifra alcanzaba las 66.079 personas, a finales del mismo mes de 2019 ésta se situaba en las 124.675 personas. Un repunte que achacan a medidas como la jubilación activa.

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, aprobada en octubre de 2017, da la posibilidad de compatibilizar el 100% de la pensión cuando se acredite al menos un trabajador a cargo. Si bien en la Comisión del Pacto de Toledo, la exministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, contempló en su momento extender esta medida a todos aquellos que siguieran trabajando después de su jubilación, la propuesta quedó en el aire. El vicepresidente de ATA y presidente de CEAJE, Fermín Albaladejo, aboga ahora por su ejecución "en vista de los excelentes resultados que está dando la actual normativa".

En esa línea, al analizar los datos también se observan aumentos significativos en los segmentos que van de los 45 a los 49 años (+10,6%) y de 50 a 54 años (+18,5%). No obstante, el repunte más significativo ha tenido lugar en la franja de 55 a 59 años, con un ascenso que roza el 25%.

Una realidad que cambia totalmente entre los más jóvenes. A excepción de aquellos trabajadores de entre 16 y 19 años, cuyo aumento en el número de trabajadores por cuenta propia ha sido superior al 26%, hasta las 8.270 personas, la franja de autónomos menores de 40 años ha perdido afiliación desde 2009. Destaca especialmente el descenso del 32,1% producido entre las personas de 30 y 34 que se decantan por el autoempleo.

Ante la pérdida de más de 267.00 jóvenes empresarios en la última década, desde ATA consideran necesaria la puesta en marcha de acciones encaminadas a revertir esta situación. Entre ellas, se encuentra el acceso a la tarifa plana para los autónomos societarios, al igual que ya la disfrutan las personas físicas. También abogan por eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones para transmisiones empresariales entre familiares de cara a fomentar el relevo generacional y la sucesión de un negocio. "España no se puede permitir el lujo de perder jóvenes empresarios. Algo falla cuando en otros países crece y aquí se pierde. Hay que tomar medidas rápidas o nos condenamos a una lamentable falta de espíritu empresarial", sentencia al respecto Albaladejo.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"