mercados

Más allá del MWC, el coronavirus puede llevar Alemania a la recesión

Aunque algunas de las retiradas del MWC podrían estar motivadas por un ahorro de gastos aprovechando la situación, el pánico por la epidemia está afectando las bases económicas en Europa.

13 DE febrero DE 2020. 10:16H Stefanie Claudia Müller

db208b6bfcea43446cf9e58f9baf0f5c.JPG

Mientras Barcelona quizás ha perdido 500 millones de euros con la anulación del Mobile World Congress (MWC), el impacto económico del pánico generalizado por la infección del coronavirus llega a dimensiones nunca pensadas hace unas semanas. Las consecuencias podrían ser mucho menos obvias de lo que parece. Según la revista germana “Manager Magazin”, en Alemania sospechan que esta anulación del MWC podría poner en riesgo también la edición de la feria del año que viene porque algunos expositores se podrían dar cuenta ahora de que también venden bien sin ir al congreso. Qué el MWC está a partir de ahora en riesgo demuestra la experiencia de Alemania con la “Cebit” de Hanover. El congreso era la referencia en el sector IT hasta que se anuló en 2008 por la crisis financiera. Hoy en día la "Cebit" ya no existe, porque al final han surgido otros eventos similares, pero también, como escribe “Manager Magazin”, las empresas pasan cada vez más de hacer gastos multimillonarios para estar en un evento solamente porque está ahí el competidor.

Alemania puede entrar en una recesión técnica 

Mientras tanto en Alemania se teme, a pesar de registros récords en la bolsa, un impacto a largo plazo negativo para una industria que depende mucho más que la española del bienestar chino. Deutsche Bank cree que el coronavirus podría llevar el país al final a una recesión de la que se ha podido escapar la economía el año pasado con mucha suerte. En medio de una turbulencia política por la dimisión de Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK) como jefa del partido de Angela Merkel, la CDU, recuerda que ya en el cuarto trimestre de 2019 se registró un crecimiento negativo en Alemania. Deutsche Bank no cree que este trimestre mejore la situación. Según el banco esto presionaría a la política alemana a aumentar sus inversiones públicas, lo que exigen desde hace mucho tiempo algunos socios de la UE y también EEUU que critican el gran superávit comercial de Alemania.

Impacto positivo para empresas tecnológicas y farmacéuticas en China y Japón 

Al mismo tiempo, sobre todo China sufre las consecuencias económicas del coronavirus y del aislamiento de su país. Hay algunos ganadores en esta situación dramática: en la bolsa ganan empresas japonesas, sobre todo las del sector de protección contra el virus y algunas farmacéuticas. En China son las tecnológicas que aprovechan del hecho de que la gente está aislada en sus casas y de que los únicos proveedores de alimentos y suministros imprescindibles están en la red. Además, las redes son los únicos canales de comunicación e intercambios de todo tipo de unas familias ya aburridas en sus casas. Sus empresas estrellas son Alibaba, Tencent y Huawei. La ultima lleva la plataforma “Welink” y dice que registra cada día un millón de nuevos usuarios, porque muchos chinos ya trabajan desde casa.

En el otro lado, quien sufre mucho la actual situación en China, son los relojerías suizas. Ya la nueva legislación anti-corrupción había reducido los regalos de relojes en el país y así la facturación, pero ahora con el cierre total de país los tiempos para Breitling, Rolex y Swatch ya son dramáticos. Debido a ya 44.000 personas infectados con el virus y casi 1200 muertos muchas han cerrado sus tiendas en China por el momento. Según al banco Vontobel para la industria el mercado chino representa el 40% de su facturación, lo que tendrá también un impacto negativo para la economía suiza en su conjunto que vive mucho del cliente de lujo asiático. También las marcas francesas como Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga y Bottega, todos parte de Kering, sufren la actual situación. 

Las compañías de seguros podrían aprovechar la situación dramática de la epidemia 

Quién a largo plazo podría aprovechar también la situación dramática del coronavirus son las empresas de seguros, porque los riesgos empresariales han aumentado con la aparición de la epidemia. La consultora americana Willis Towers Watson confirma que seguros indexados o paramétricos cubren este tipo de riesgos, y que ya han sido más demandados en los últimos años, debido a terrorismo, huelga, protesta, etc.. Ahora lo serán todavía más igual como seguros médicos más amplios para proteger a los empleados que viajan fuera para proteger la empresa en caso de infecciones de este tipo. La consultora cree que muchas de las cancelaciones para el congreso en Barcelona tenían que ver con el hecho que estas empresas no tenían las cuberturas adecuadas para tratamientos de este tipo en el extranjero. 

Omega IGF: “Aún queda incertidumbre como para ver una ligera depreciación de la libra a corto plazo”