lunes, 16 julio 2018
ZONA PREMIUM
Asia

China aspira a convertirse en una potencia turística

El país asiático ve en España su modelo a seguir

10 de julio de 2018. 00:00h Carmen Muñoz
  • Shutterstock

Con una tasa anual de crecimiento en torno al 5,9%, el turismo chino puede presumir de pasar por un buen momento. La 'fábrica del mundo' ha detectado una oportunidad de negocio en esta industria y no está dispuesta a dejarla pasar. Y para ello, ha puesto la mirada en España como modelo de referencia "no solo por ser líder turístico mundial, sino porque tiene muchas similitudes con China".

Son palabras del director de la Oficina de Turismo de China en España, Zhang Zhiyun, quién asegura que el fenómeno turístico en China crece a un ritmo que duplica al registrado en el resto del mundo. Mientras que los datos de turismo global se sitúan entre el 2,6% y el 3,1%, el gigante asiático registra tasas cercanas al 6%.

De hecho, aunque la Oficina de Turismo de China en Madrid no dispone de datos desglosados, calcula que 139 millones visitaron la región, contando Macao, Hong Kong y Taiwán.

Con el objetivo de continuar esta senda de crecimiento se ha celebrado entre el 6 y el 9 de julio 'China Summer Tourism Summit', una iniciativa organizada por el Ministerio de Cultura y Turismo y la Administración Meteorológica de China que persigue desarrollar un proyecto de turismo de verano en el país. Los factores climáticos, las condiciones de las vacaciones en destino, la calidad del servicio o el estado de riesgo de seguridad son algunos de los aspectos que se han debatido durante estos tres días en la ciudad de Yanji.

Las cumbres celebradas en años anteriores dieron como resultado el 'Informe sobre el desarrollo del turismo urbano de verano en China', donde se identificó las mejores ciudades turísticas para la temporada estival como Guiyang, Changhun, Kunming, Anshun y Yantai.

Aunque reciente, el desarrollo del turismo en el país con más lugares catalogados con el sello de Patrimonio Mundial, ya que cuenta con una amplia red de infraestructuras. En el momento actual, China contabiliza 45.000 empresas de alojamientos y restaurantes. La previsión es que este 2018 obtenga unos ingresos de 766.000 millones de euros, un 13% más.

Por otro lado, desde el ministerio también aseguran que las cifras acerca del número de turistas chinos que viajan al exterior también son "optimistas". El incremento de los ingresos de la clase media o media alta, hasta representar el 35% en 2016, unido a un aumento en las facilidades y lugares donde obtener los visados son dos de los factores que han contribuido a dicho repunte, especialmente, el turismo de compras, segmento donde los ciudadanos chinos gastan más de 2.500 euros de media en España, una cifra muy superior a los 743 euros de media del resto de turistas.

En este sentido, Zhiyun ha destacado que el número de turistas chinos en dicho país se ha multiplicado por 15 durante la última década, hasta los 718.000 turistas lo visitaron en 2017. Y viceversa, la cantidad de españoles que deciden visitar el gigante asiático cada vez es mayor: 150.000 en el último año.

"Tanto españoles como chinos buscan en el país que visitan las mismas cosas: cultura, naturaleza y gastronomía; y sobre todo, felicidad, algo fundamental en nuestra cultura, que el turismo y el intercambio entre los pueblos proporciona", señala Zhiyun.

Para ello, han diseñado una estrategia que se enmarca dentro de su plan de promoción, basada en potenciar destinos regionales o centrar su atención en la redes sociales. Desde hace poco menos de un año China organiza viajes con diferentes grupos compuestos por diez o doce participantes. Por este motivo, el próximo se llevará a cabo con cantantes españoles muy activos en plataformas online como Instagram.

"China, por ejemplo, tiene un gran potencial para el turismo rural, pero apenas ha empezado a desarrollarse el año pasado. También en esto será nuestro modelo", sentencia.