domingo, 18 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Asia

China mantiene el pulso económico

En 2025, la automatización de los procesos productivos mediante big data, cloud business, blockchain e inteligencia artificial deberá haber alcanzado el 85%

15 de julio de 2019. 09:49h Alberto Lebrón (China)
  • China mantiene el pulso económico

La economía china, en plena guerra comercial con EE.UU., ha crecido un 6.2% hasta junio. De momento, está cumpliendo con el crecimiento previsto para 2019, del 6-6.5%. La producción industrial, sin embargo, se desacelera hasta niveles del 6%. También la inversión en activos fijos se ha ralentizado (un 5.8%). Las ventas minoristas aguantan un ritmo ligeramente superior al 8%. Pero sectores de la nueva economía, como los vehículos eléctricos, han visto incrementarse su producción un 34.6%.

A este respecto, según IDC, las inversiones chinas en ciudades inteligentes o smart cities sumarán casi cuarenta mil millones de dólares en 2023. “China, si bien crece menos, está sofisticando su matriz productiva”, señala Wang Tao, economista del banco UBS, a DIRIGENTES. Las altas tasas de crecimiento industrial no suelen traer bienestar, al menos, como el existente en otras economías desarrolladas con un modesto PIB.

El plan “Made in China 2025” seguirá avanzando sobre un modelo económico basado en más tecnología, conocimiento, productividad e I+D. En 2025, la automatización de los procesos productivos mediante big data, cloud business, blockchain e inteligencia artificial deberá haber alcanzado el 85% (frente al actual 58%). Se espera, entre otros objetivos, alcanzar una ratio de 100 robots por cada 10.000 empleos manufactureros (frente a los actuales 36). Y, al mismo tiempo, la contribución de los diferentes avances científico-técnicos sobre el PIB chino deberá haber alcanzado una cuota del 60% en 2025.

Por otra parte, como contrapeso al conflicto comercial abierto con EE.UU., el comercio exterior chino del primer semestre ha aumentado un 3%. Las exportaciones chinas, a todo el mundo, han crecido un 6.1%. Y su superávit comercial, dado el menor crecimiento de las importaciones, ha aumentado un 41%. Ahora bien, las exportaciones chinas del primer semestre hacia EE.UU. han retrocedido un 2,6%.

Según datos correspondientes al primer semestre del año, la inversión extranjera directa recibida por China ha subido un 7,2%, hasta los 69 mil millones de dólares. Algunas empresas extranjeras, según ha podido saber DIRIGENTES, han estado estudiando la posibilidad de abandonar China, sobre todo, debido al conflicto comercial con EE.UU. Pero los datos, de momento, no revelan un impacto severo sobre indicadores chinos como comercio exterior o IED.