asia

¿El fin del riesgo regulatorio en China?

Las bolsas asiáticas han puesto punto final a unos descensos nunca vistos desde la crisis financiera internacional de 2008

18 DE marzo DE 2022. 14:43H Alberto J. Lebrón (Pekín)

Solamente entre los días lunes y martes, las bolsas chinas perdieron 1,5 billones de dólares. Y el índice Hang Seng de Hong Kong, desde sus máximos de mayo hasta hoy, ha caído un 26%. El gobierno chino, sin embargo, envió este miércoles un mensaje de confianza a los mercados. Liu He, viceprimer ministro chino, dijo que la regulación sobre las empresas de Internet “debía llegar pronto a su fin”. Y, sobre todo, ser “previsible”.

Estas declaraciones son fundamentales a la hora de entender lo ocurrido con blue-chips del sector tecnológico como Alibaba. La salida a bolsa de su división financiera en EE. UU., Ant Financial, fue abortada desde China. Y las recientes leyes antimonopolio habrían reducido su cuota de mercado un 50%.

Los beneficios de Alibaba, durante los tres primeros meses del año fiscal que finaliza ahora en marzo, se desplomaron un 60%. Y todo esto, en definitiva, ha hundido su valor por debajo de sus fundamentales. En octubre de 2020, la acción alcanzó los 300 dólares, pero ahora apenas vale 100. Además, debido a todas las preocupaciones detalladas anteriormente, este martes se deplomó hasta los 74 dólares. Un día después, tras las “promesas” de Liu He, regresó al nivel de los 100 dólares. Y los analistas consultados por DIRIGENTES ven todavía un enorme recorrido alcista para el valor (cuya ratio PE es, aproximadamente, la mitad dentro del sector).  

Liu He también anunció esfuerzos conjuntos entre las autoridades reguladoras china y estadounidense. Las trabas por ambas partes de que empresas chinas puedan cotizar en EE. UU. han lastrado a muchos valores. Didi, el “Uber” chino, tiene que abandonar EE. UU. poco después de salir a bolsa por razones políticas. Al almacenar información sobre el tráfico en China, Beijing entiende que EE. UU. puede tener acceso a esos datos, por lo que retiró la aplicación del mercado. Esto, a Didi, la supuso unas pérdidas históricas durante 2021. En junio del pasado año, Didi salió a bolsa con un valor de 14 dólares, pero ahora apenas vale 2. 

Por lo demás, el gobierno chino también promete estabilidad económica, descartando cualquier caída desordenada dentro del sector inmobiliario. Y se espera una política monetaria laxa, también fiscal, para impulsar el crecimiento al objetivo del 5,5% en 2022. 


Otros artículos de opinión:  

China mantiene el equilibrio en Ucrania

Asia-Pacífico crecerá alrededor del 5% en 2022


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"