miércoles, 20 febrero 2019
ZONA PREMIUM
Asia

España y la iniciativa comercial china Belt & Road

Portugal e Italia han sido los primeros países de Europa occidental en adherirse, oficialmente, a la iniciativa china B&R. Según estimaciones oficiales, China tiene previsto importar bienes valorados en 10 billones de dólares, desde los países adheridos a la iniciativa B&R, hasta 2020. Y las inversiones dentro del ámbito B&R, según estas mismas previsiones, pueden acabar superando el medio billón

11 de febrero de 2019. 00:00h Alberto Lebrón (China)
  • Image

China, en estos momentos, está favoreciendo las inversiones directamente relacionadas con la estrategia B&R (sobre todo en energía, logística comercial infraestructuras de transporte). ''Inversores chinos con intereses en infraestructuras españolas nos preguntan si tal o cual propuesta tiene certificado B&R'', señalan fuentes cercanas a la Cámara de Comercio en China. ''Ser un estado B&R, o no, resulta determinante a la hora de obtener financiación china'', aseveran estas mismas fuentes.

Países europeos, como Italia o Portugal, han decidido sumarse a esta iniciativa comercial china en beneficio de sus economías. España, según diversas fuentes consultadas por DIRIGENTES, prefiere de momento obedecer las directrices marcadas desde la UE. En este sentido, Alemania recomienda limitar las inversiones chinas, realizadas dentro de Europa, con la etiqueta B&R. Según ha podido saber DIRIGENTES, algunas firmas del sector energético español estarían planteándose colaborar con empresas chinas en Latinoamérica para, a cambio, abrir los mercados asiáticos. Sin embargo, se trata de una labor difícil mientras no exista un respaldo institucional a B&R.

El famoso ferrocarril que conecta Yiwu (Zhejiang), con Madrid, también sería una buena iniciativa para fomentar las exportaciones españolas hacia China, dentro del ámbito B&R. Sin embargo, apenas se exportan mercancías españolas a través de este tren, en comparación con los viajes fletados desde Yiwu. Desde su inauguración, en 2014, esta línea ferroviaria ha transportado 12.000 contenedores a España; pero solamente unos 2.500 han tenido como destino final China. Los chinos, además, han adquirido el primer operador portuario español, NOATUM, lo cual indica un desarrollo del plan B&R al margen de España. ''Formamos parte de B&R, sin saberlo, pero no podemos beneficiarnos del plan'', se lamenta un funcionario del ICEX.

UNA VENTANA ABIERTA AL FUTURO

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, tiene previsto visitar China a finales de abril, coincidiento con una nueva cumbre internacional sobre B&R. Y algunas multinacionales españolas, como Telefónica, han intensificado su colaboración con sus socios chinos. Tras la reciente visita del presidente chino a España, por ejemplo, Telefónica firmó con Huawei un contrato para desarrollar conjuntamente las nuevas redes inalámbricas 5G.

La firma española, junto a China Unicom, también está desarrollando un cable submarino de fibra óptica que conectará Camerún con Brasil (dentro del programa B&R). Y el consejo empresarial España-China, inactivo desde 2015, ha vuelto a ser reactivado tras la visita del presidente Xi. ''Son brotes verdes, pero es necesaria inteligencia sobre el terreno para elevar la relación a otro nivel, más acorde al potencial económico de España'', coinciden prácticamente todos los empresarios españoles consultados por DIRIGENTES.