asia

¿Han descendido realmente las inversiones chinas en Occidente?

Según datos oficiales del gobierno chino, la inversión china fuera de sus fronteras habría descendido un 30% durante 2017. Otras instituciones como American Enterprise Institute, sin embargo, señalan que dichas inversiones habrían aumentado ligeramente

30 DE julio DE 2018. 10:50H Alberto Lebrón - Pekín

shutterstock-361580654_62917_20180730105309.jpg

Las cifras oficiales del gobierno chino, tras haber liderado China la inversión mundial durante 2016, situaron su inversión directa en unos 120 mil millones de dólares el pasado ejercicio. Muchos empresarios e instituciones, naturalmente, expresaron su preocupación ante lo que parecía un claro agotamiento de las inversiones chinas en regiones maduras como Europa o Estados Unidos. Sin embargo, según NATIXIS BANK, citando fuentes del American Enterprise Institute, la inversión extranjera directa china, en realidad, habría aumentado. 'Cierto es que el gobierno chino ha impuesto restricciones a la salida de capitales del país', apunta Alicia García Herrero, desde NATIXIS. 'Sin embargo, las subsidiarias chinas en otros países no se han visto afectadas por estas limitaciones, si bien la estadística oficial no recoge sus transacciones al operar fuera de China', justifica esta economista a DIRIGENTES. Y el proteccionismo euro-americano contra las inversiones chinas, por otra parte, también ha consolidado una percepción relativamente pesimista. Si bien, señalado todo lo anterior, algunas cifras indican que las inversiones chinas han seguido aumentando (también durante 2018).

'La inversión extranjera china es clave para desarollar el plan estratégico Made in China 2025', señala Yu Miaojie, del China Center for Economic Research, a DIRIGENTES. 'Limitar las inversiones sería una absoluta contracción', finaliza. China, es cierto, necesita invertir fuera de sus fronteras para completar su propio desarrollo económico. Las transferencias de know-how, tecnología e innovación, en este sentido, son una pieza clave para seguir ofreciendo valor añadido. China, como es bien sabido, busca ser líder global en diez sectores punteros: equipamiento eléctrico, aeroespacial, ferroviario, maquinaría agrícola, nuevos materiales, barcos, vehículos eléctricos, big-data, robótica, equipos médicos e information technologies (IT). China, además, busca alcanzar un ratio de 100 robots por cada diez mil empleos manufactureros en 2025. Adquisiciones como la robótica alemana KUKA, realizada el pasado ejercicio por cinco mil millones de dólares, apuntalan esta tesis. Y si bien algunos estados miembros han empezado a preocuparse por la creciente inversión china en Europa, muchas veces subsidiada para absorber tecnología, los chinos tienen previsto mantener esta estrategia (aunque sea cerrando las operaciones mediante filiales).

Las empresas chinas, por último, también han duplicado su emisión de bonos en dólares durante 2017. 'Lo han hecho para financiar operaciones M&A que, por otra parte, no se recogen en las estadísticas oficiales de inversión directa', finaliza Yu. Sea como fuere, tanto las restricciones internas como la obstaculización de ciertas inversiones chinas en Occidente, han hecho mella sobre los datos oficiales. Pero, atendiendo a otros indicadores, dichas inversiones no habrían dejado de crecer realmente (mantenido, incluso, la tendencia alcista en 2018).

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"