viernes, 19 abril 2019
ZONA PREMIUM
Asia

Japón, un país de grandes oportunidades para España

Las áreas en las que las empresas españolas han puesto el foco en Japón son el comercio minorista, el sector del automóvil y el relacionado con las energías renovables

08 de febrero de 2019. 00:00h Alexandra Gheorghiu
  • Japón, un país de grandes oportunidades para España

Se cumplen 150 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Japón y nuestro país. A lo largo de este tiempo, los intercambios comerciales entre ambos territorios han experimentado una notable transformación. En la actualidad, España es para el país nipón el sexto proveedor de la Unión Europea. Mientras que en dirección contraria, Japón se encuentra en la decimonovena posición, según datos del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

EL MERCADO JAPONÉS, EN CONTINUO CRECIMIENTO

El país del sol naciente, además de ser la tercera economía del mundo, es uno de los más avanzados industrial y tecnológicamente. El núcleo Tokio-Saitama-Yokohama-Chiba (Kanto), Osaka-Kobe-Kioto (Kansai) y Nagoya-Shizouka son las tres áreas que aglutinan más de la mitad de la actividad económica de Japón. Predomina el sector manufacturero, aunque gran parte de estas empresas están en fase de expansión.

Pero hay nuevos sectores de los que se espera tener un gran crecimiento en los próximos años. Cuidados médicos, asistencia social, telecomunicaciones, biotecnología, energías alternativas, además del sector de distribución y logística, son algunos ejemplos. En este sentido, incluso en las áreas tecnológicas más avanzadas, hay nichos de mercado que pueden representar una importante oportunidad para las empresas españolas que tengan alguna ventaja competitiva.

Japón encadena 74 meses de crecimiento económico, con un PIB que avanza al 1,2%. En el informe económico mensual, el gobierno japonés ha señalado que registra un “ritmo moderado” de recuperación.

Por otro lado, la demanda local es potente, pero las exportaciones niponas han perdido fuerza debido a un menor encargo de productos tecnológicos en Asia. Además, las tensiones en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China representan un peligro para la economía asiática.

INTERCAMBIOS COMERCIALES ENTRE ESPAÑA Y JAPÓN

El valor de las exportaciones españolas se ha doblado desde el inicio de la recesión, según indican los datos del informe elaborado por la Oficina Económica y Comercial de España en Tokio. Ha pasado de 1.213 millones de euros de 2009 a 2.446 millones en 2017.

En los ocho primeros meses del pasado año, las exportaciones españolas a Japón crecieron un 1,34% en relación al mismo periodo del año anterior. En este sentido, los productos que más aumentaron fueron los pescados, crustáceos y moluscos y los farmacéuticos, mientras que los productos químicos orgánicos y las grasas, aceite animal o vegetal siguieron la tendencia contraria. Por su parte, las importaciones crecieron algo más de un 8%.

Las áreas en las que las empresas españolas han puesto el foco en Japón son el comercio minorista, el sector del automóvil y el relacionado con las energías renovables. Dado que el país asiático, en su Plan Básico de Energía, tiene el objetivo de incrementar la independencia energética del país y así disminuir sus emisiones, este último sector se presenta como uno de los más interesantes para los próximos años.