asia

La nueva China digital

La pandemia del COVID-19 ha revolucionado los hábitos del consumidor medio en China. Pese al control del virus, se sigue observando un repunte en el consumo “de andar por casa”, como servicios de entretenimiento o las compras ‘online’. La economía digital en China representa el 36% del PIB

04 DE agosto DE 2021. 08:15H Alberto J. Lebrón (Pekín)

eb87fea70e2e6c3cc386b4b1bd614850.jpg

La innovación del ecosistema digital chino es una realidad desde hace años. En 2019, antes de la crisis sanitaria del coronavirus, el sector chino de la economía digital alcanzaba los 5.5 billones de dólares. La revolución digital del gigante asiático es, además, bastante anterior a su modernización. Dicho de otra forma, con casi la mitad de la población residente en zonas rurales, la penetración de Internet es actualmente del 70%. Luojie, de la Universidad de Tsinghua, ha bautizado este fenómeno como “el dividendo del dato”.

Tradicionalmente, el dividendo demográfico resultó en una mano de obra altamente competitiva, sobre la cual fue posible edificar una estructura industrial manufacturera líder a nivel mundial. China es, en estos momentos, el primer país exportador e importador del mundo. Y, en términos de comercio en valor añadido, ha desplazado como segunda potencia mundial a EE.UU. Ahora, no obstante, los 749 millones de consumidores online generan una información de incalculable valor para las empresas. Un consumo online, dicho sea de paso, sujeto a una evolución formidable durante la pandemia del COVID-19.


Digitalización y consumo

El consumo en China, según UBS, es probable que se duplique de aquí a 2030. Lo hará hasta alcanzar los 17 billones de dólares. Y la clave, según los expertos consultados por DIRIGENTES, estará en el consumo online o “dividendo del dato”.

Durante la pandemia, incluso las grandes marcas de lujo se han digitalizado, ofreciendo una nueva experiencia de compra virtual a través del teléfono móvil. Sin embargo, el principal riesgo para estas marcas es la posible pérdida de la exclusividad inherente a este tipo de productos, sobre todo, si se comercializan en plataformas populares. “El turismo chino tardará algún tiempo en recuperarse”, comenta Jia Yun- feng, de la consultora D&J, a DIRIGENTES. Los turistas chinos, señala este experto, son bastante reacios a las aglomeraciones. Y la in- certidumbre existente alrededor del virus les hará comprar más en China también durante todo 2021.

El último Día de los Solteros, la fiesta china del consumo o 11/11, cerró con unas ventas totales de 74 mil millones de dólares en la plataforma de comercio electrónico Alibaba. Fue un nuevo récord histórico, otro más, al haber duplicado todo lo recaudado en 2019.

En total fueron entregados 675 millones de paquetes. Trece marcas relacionadas con la electrónica de consumo como Apple, Huawei o Midea alcanzaron los mil millones de renminbis en ventas (150 millones de dólares). Y cosméticos como Estée Lauder, vendieron un millón de productos durante el último 11/11/2020.

China se desacelera


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"