sábado, 15 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Asia

Las inversiones en el exterior se desaceleran

Las subidas de tipos estadounidenses ha encarecido la financiación en dólares. EE.UU. o Australia, además, están limitando la inversión recibida de China. Y las autoridades chinas, que mantienen un estricto control sobre la balanza de capitales, también han contribuído a una menor inversión hacia el exterior.

06 de noviembre de 2018. 00:00h Alberto Lebrón (China)
  • Las inversiones en el exterior se desaceleran
    Foto / Shutterstock

'La inversión china se ha desacelerado en los últimos dos años, es cierto, pero sigue superando el nivel de 2015', señala NATIXIS BANK mediante una nota enviada a DIRIGENTES. Europa, además, ha colocado cuatro países entre los diez primeros destinos de la inversión exterior china en 2018. España, con aproximadamente 3 mil millones de dólares, se sitúa en quinto lugar (tras Singapur, Alemania, Estados Unidos y Suecia). Singapur, por cierto, lidera este ranking debido a una importante inversión china sobre la inmobiliaria GLP.

'La tasa de retorno del capital en China, durante 2017, fue casi dos puntos porcentuales menor comparada con otros países', señala Alicia García Herrero a DIRIGENTES. 'Esto hace que muchas firmas chinas miren al exterior para obtener una rentabilidad mayor', concluye Herrero. Sin embargo, la inversión china todavía no ha conseguido reconquistar los niveles máximos alcanzados durante 2016.

Las nuevas tecnologías de la información, o el sector médico, siguen ganando peso. El sector industrial ha sido dominante en Europa (con 188 transacciones durante los últimos cinco años). Alemania, industria avanzada o sector químico han sido los nombres propios preferidos por China en la UE. En los países Belt & Road, una iniciativa comercial china con ochenta naciones, las inversiones han sido tónica general dentro del sector energético (sumando 20 mil millones de dólares desde 2013). Y en EE.UU., por último, las inversiones chinas se han dirigido a la industria del entretemiento (sumando 22 mil millones de dólares).