viernes, 19 abril 2019
ZONA PREMIUM
EEUU

¿4 semanas para el fin de la guerra comercial?

Según el presidente estadounidense las negociaciones van viento en popa y el acuerdo final está a poco menos de un mes de firmarse

08 de abril de 2019. 10:39h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Image

Es lo que se desprende de la reunión entre Donald Trump y el viceprimer ministro chino Liu He en Washington. Según el presidente estadounidense las negociaciones van viento en popa y el acuerdo final está a poco menos de un mes de firmarse.

Los dos países siguen comprometidos en intensas negociaciones para poner fin a una guerra comercial de varios meses que ha sacudido los mercados globales. Parece que el acuerdo final está cerca. Así lo comentaba Donald Trump en la Casa Blanca a los periodistas justo antes de reunirse con el viceprimer ministro chino Liu He. Trump dijo “que se habían acordado algunos de los puntos más difíciles de un acuerdo, pero aún había diferencias por salvar”.

"Estamos muy cerca de hacer un trato. Eso no significa que se haya llegado a un acuerdo, porque no lo está, pero ciertamente estamos mucho más cerca”, comentó Trump en el Despacho Oval. “Dentro de las próximas cuatro semanas más o menos, algo muy grande podría ser anunciado”.

El Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, quien está liderando las conversaciones para la administración Trump, dijo que todavía había algunos “problemas importantes” que resolver.

“Algunas de las cosas más difíciles han sido acordadas”, dijo Trump, incluido un acuerdo para evitar la manipulación de la moneda. Aunque explicó que se tenían que clarificar el tema de aranceles y el del robo de la propiedad intelectual, incluyendo la transferencia forzosa de tecnología de las empresas estadounidenses a las firmas chinas.

Otro de los puntos de discordia es el aspecto arancelario en un momento en el que el comercio de bienes entre las dos economías más grandes del mundo totalizó 660.000 millones de dólares el año pasado, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos. Las importaciones alcanzaron los 540.000 millones de China y 120.000 millones en exportaciones a China.

Trump ya había amenazado con imponer aranceles punitivos a las importaciones de China, por valor de 250.000 millones de dólares, algo con lo que la potencia asiática no está conforme. “China ha sido muy clara, públicamente y de manera privada, comunicando que les gustaría que se eliminen todos los aranceles”, dijo el martes a la prensa el jefe de asuntos internacionales de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Myron Brilliant.

Y la administración Trump ha sido igualmente clara en cuanto a que quieren mantener algunas de las tarifas vigentes como una forma hacer que "China cumpla con sus obligaciones en cualquier acuerdo final que se alcance”. Este es uno de los aspectos que más preocupa a Estados Unidos, el cumplimiento del acuerdo final por parte del gigante asiático. “Tenemos que asegurarnos de que haya cumplimiento. Creo que lo lograremos. Lo hemos discutido en detalle”, comentó Donald Trump.

Además el presidente de Estados Unidos dijo a los medios que celebraría una cumbre con el presidente chino Xi Jinping cuando se llegue al acuerdo final.

El viceprimer ministro chino Liu He transmitió a Trump un mensaje de Xi Jinping asegurando que el texto comercial China-EEUU podría finalizar pronto tras el “progreso nuevo y sustancial” llevado a cabo por los equipos comerciales de ambas naciones en las últimas semanas. Y recalcó que los avances se deben “a la participación directa de Trump” y expresó su esperanza de que las conversaciones conduzcan a "un buen resultado".

“Espero que los equipos comerciales de ambas partes puedan continuar trabajando en un espíritu de respeto mutuo, igualdad y beneficio mutuo para resolver las preocupaciones de cada uno, y terminar pronto las negociaciones sobre del texto comercial China-EEUU”, le dijo Xi a Trump a través de Liu.

En concreto, y según la agencia de noticias estatal Xinhua, Liu He dijo a Trump que Xi creía que bajo su liderazgo y el de Trump, “las relaciones China-EE. UU. harán nuevos y mayores progresos”.

Las conversaciones continúan, esta vez en Washington, entre la delegación china y la estadounidense al frente de la cual están el Representante de Comercio de Estados Unidos Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.