eeuu

Bancarrota del emporio de moda juvenil 'Forever 21'

Uno de los minoristas globales de moda rápida más famosos entre los jóvenes de Estados Unidos, Forever 21, se ha declarado en una bancarrota voluntaria que le llevará a embarcarse en una reestructuración a medida que los compradores migran a la tienda online. Se trata de otra quiebra más en el retail estadounidense que no pasa por su mejor momento.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Cristina Rodríguez (Nueva York)

forever-21-ny_41-219072_20191001090027.jpg

El minorista de moda Forever 21 presentó el Capítulo 11 para la protección por bancarrota, que según Linda Chang, vicepresidenta ejecutiva de la compañía, se trata de "un paso deliberado y decisivo para ponernos en un camino exitoso para el futuro", y añade que "nos permitirá reorganizar nuestro negocio y reposicionar Forever 21".

Presentar este Capítulo 11, comúnmente conocido como quiebra de "reorganización", asegura a Forever 21 retener el control y la posesión de sus activos mientras se lleva a cabo la reestructuración.

La medida hará que este minorista cierre cerca de 350 de sus tiendas en todo el mundo, incluyendo hasta 178 en su principal mercado, el estadounidense. Esto afectará a sus más de 30.000 empleados a nivel global.

Forever 21 ha intentado adaptarse a los tiempos, pero lo ha tenido difícil con grandes competidores como H&M y Zara. Para intentar no perder fuelle en 2008 la cadena estadounidense lanzó una expansión agresiva en ropa de hombre y calzado, aumentando el número de sus tiendas en todo el mundo a 800.

Pero los analistas dicen que no reaccionó ante el aumento de los minoristas en línea, así como el cambio del sentimiento de los consumidores contra el impacto ambiental de la moda rápida y las preocupaciones sobre las condiciones de trabajo en las fábricas donde se hacen sus prendas de bajo costo.

Todo ello le ha llevado a su declaración de bancarrota.

Forever 21 fue fundada en Los Ángeles en 1984 por un matrimonio de inmigrantes surcoreano, Do Won y Jin Sook Chang. Se expandió rápido por el país y llegó a estar en los principales centros comerciales de Estados Unidos, ofreciendo a los clientes adolescentes imitaciones de marcas de alta moda a precios bajos.

En la actualidad, según Forbes, Won y Chang tienen un patrimonio neto de 1.500 millones de dólares, y la empresa tiene ventas anuales de 3.400 millones de dólares.

Disminución de tiendas minoristas

La bancarrota de Forever 21 no pilla por sorpresa a la mayoría. Este minorista es uno más de los que en los últimos años está teniendo problemas, sobre todo por la creciente popularidad de las compras online que ha reducido el tráfico peatonal en centros comerciales y tiendas físicas y por el aumento de los costos de alquiler de los establecimientos.

Algunas marcas que han cerrado definitivamente en Estados Unidos son American Apparel, Wet Seal o Delia. Aeropostale o Charlotte Russe aún mantienen algunas tiendas abiertas después de declararse en bancarrota.

Según el banco de inversión UBS la crisis en el comercio minorista ha llegado para quedarse. El banco estimó a principios de este año que a medida que las ventas online aumenten en este sector (según sus cálculos del 16% actual al 25% en los próximos 5 años), alrededor de 75.000 tiendas minoristas cerrarán en 2026. Eso equivale al 7% de las 1.045 ubicaciones minoristas que según UBS existen en Estados Unidos. Además, creen que 21.000 establecimientos de ropa de los 82.000 existentes tendrán que cerrar en los próximos años.

Para Coresight Research, en lo que va del año 2019 los minoristas en Estados Unidos han anunciado más de 8.200 cierres de tiendas, superando el total del año pasado de 5.589 establecimientos cerrados. Y añaden que a final de este año esa cifra podría llegar a las 12.000 tiendas clausuradas en el país.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"