eeuu

EEUU aprueba un gasto de 8.300 millones para combatir el brote de coronavirus

Aunque los casos de COVID-19 en Estados Unidos son actualmente limitados, la falta de una cura o vacuna requirió una acción federal para preparar a Estados Unidos ante el posible aumento de infectados.

06 DE marzo DE 2020. 08:49H Cristina Rodríguez (Nueva York)

5d48e993b8b5c8a34a6cf726221b4995.JPG

El Senado aprobó un proyecto de ley en gastos de emergencia por valor de 8.300 millones de dólares para proporcionar fondos que mitiguen la propagación del coronavirus. Y lo ha hecho después de que la Cámara de Representantes hiciera lo propio un día antes. Tan solo falta que el presidente Donald Trump firme la medida para ponerla en práctica.

El proyecto de ley fue aprobado por mayoría y se concretó en poco más de una semana, para sorpresa de muchos en un Washington profundamente polarizado.

“Este momento requiere colaboración y unidad”, dijo Mitch McConnell el líder de la mayoría republicana en el Senado. "Es hora de brindar a nuestros expertos en salud pública y profesionales de la salud los recursos necesarios que necesitan en este momento difícil”, continuaba McConnell.

“Los demócratas y los republicanos en el Congreso han demostrado que pueden unirse de manera bipartidista para responder al coronavirus de una manera rápida, inteligente y estratégica para mantener a salvo al pueblo estadounidense", ha escrito en su Twitter el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

El proyecto de ley intenta apoyar los esfuerzos para encontrar una vacuna y cura, además de mitigar el impacto que puede provocar la propagación del virus en la economía y el trastorno en la vida cotidiana de los estadounidenses.

El paquete de gasto incluye:

1) Más de 3.000 millones de dólares que se dedicarán a la investigación y el desarrollo de vacunas, medicamentos para tratamiento y pruebas de diagnóstico, incluidos 300 millones para que el gobierno compre dichos medicamentos a los fabricantes a precios “justos y razonables” para distribuirlos a aquellos que lo necesiten, según el estándar aplicado en crisis anteriores como el brote de gripe H1N1 de 2009.

2) También proporcionará más de 2.000 millones para ayudar a los gobiernos federales, estatales y locales a prepararse y responder a la amenaza del coronavirus, incluyendo 300 millones para el fondo de respuesta rápida de los Centros para el Control de Enfermedades.

3) Casi mil millones en fondos adicionales proporcionarán suministros médicos y otros pasos de preparación como 350 millones de dólares para perseguir agresivamente el virus en “puntos críticos” como el estado de Washington, el más afectado hasta el momento.

4) 500 millones de dólares para comprar medicamentos, máscaras y otros suministros médicos para estados, gobiernos locales y hospitales.

6) Se dedicarán 500 millones al programa Medicare para consultas remotas de "telesalud" que permitirían a las personas enfermas recibir tratamiento sin visitar en persona a un médico. Y otros 100 millones más para centros de salud comunitarios.

7) El paquete también incluye 1.300 millones de dólares se utilizarían para ayudar a combatir el virus en el extranjero.

Donald Trump no ha tardado en comentar la aprobación del proyecto de ley: “¡Son grandes noticias para nuestra salud, nuestra economía y nuestro país!”, ha dicho al respecto a través de su cuenta de Twitter. Además ha considerado que es importante que esta financiación ofrezca “los recursos que se necesitan para mantener a América a salvo y mantener muy bajos los riesgos para las familias y los trabajadores”.

Iturralde: “La bolsa es un juego de pícaros”