jueves, 23 mayo 2019
ZONA PREMIUM
EEUU

El fin del banco de inversión Merrill Lynch

Sólo se conservará la marca “Merrill” para su división de gestión de inversiones y patrimonio, convirtiéndose en la marca secundaria de los servicios de gestión de inversiones de BofA

01 de marzo de 2019. 09:27h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • El fin del banco de inversión Merrill Lynch

Es el fin de una era. Tras 105 años de historia, el nombre del banco de inversión Merrill Lynch dejará de aparecer en Wall Street. Y todo después de que Bank of America (a quien pertenece desde el año 2008) haya decidido hacer un lavado de cara y eliminar gradualmente esta marca para sus divisiones de banca de inversión y comercio. En su lugar, estas empresas formarán una unidad llamada ‘BofA Securities’.

Los buenos datos que está cosechando Bank of America, con beneficios récord (7.300 millones en ganancias el último trimestre y 28.100 millones de dólares los ingresos totales en 2018) han llevado a la entidad a realizar este cambio que se materializará en los próximos meses. Así lo ha comunicado el presidente y director ejecutivo de Bank of America (BofA), Brian Moynihan, quien planea eliminar el nombre de Merrill Lynch de varias líneas de negocios, formando ‘BofA Securities’ que abarcará mercados globales, banca de inversión y mercados de capital.

Según Moynihan, sólo se conservará la marca “Merrill” para su división de gestión de inversiones y patrimonio, convirtiéndose en la marca secundaria de los servicios de gestión de inversiones y de riqueza de BofA. A pesar de los cambios, el famoso toro de la marca Merrill Lynch permanecerá en el logotipo.

Merrill Edge Self-Directed, Merrill Guided Investing, Merrill Lynch Wealth Management y Merrill Private Wealth Management también harán la transición a la marca secundaria.

Por su parte, U.S. Trust, el banco privado que se dedica a administrar el patrimonio de clientes multimillonarios, pasará a llamarse 'Bank of America Private Bank’ y se convertirá en el banco privado de BofA.

Mientras que el nombre Bank of America será para las unidades que trabajan con clientes corporativos.

“Estamos comprometidos a impulsar un crecimiento responsable de manera unificada para todos aquéllos a quien servimos”, dijo Brian Moynihan, tras conocerse la noticia.

105 años de historia

Merrill Lynch fue fundada en 1914 en Nueva York por Charles Merrill y Edmund Lynch. La compañía se convirtió en una correduría minorista masiva que tenía como objetivo exponer a los inversores cotidianos al mercado de valores, y dichos corredores se conocían como el “rebaño de truenos”. En 1964 Merrill Lynch compra a C.J. Devine y se convierte en un distribuidor de valores de renta fija.

En 1971 sale a bolsa y empieza a cotizar con el símbolo MER en el New York Stock Exchange. Pronto ganó prestigio en Wall Street por su rama de banca de inversión.

5 años más tarde crea Merrill Lynch Asset Management. Y en 1999 se convierte en el mayor suscriptor de acciones y bonos del mundo.

Ya en 2006 Merrill Lynch agrega miles de millones de dólares en hipotecas a su balance. Y adquiere First Franklin Financial Corp, un prestamista de hipotecas de alto riesgo propiedad de National City Corp.

En octubre de 2007 su presidente y director ejecutivo, Stanley O’Neal, es despedido cuando comienzan a acumularse las pérdidas hipotecarias.

En 2008 esas pérdidas superan los 19.200 millones de dólares, y las crediticias llegan a los 40.000 millones.

Merrill Lynch se apresura a reunir capital de los fondos soberanos de inversión y otros inversores, y vender activos de riesgo.

Con esta situación, y plena crisis de las hipotecas subprime, ese mismo año la entidad financiera acepta ser adquirida por Bank of America por 29 dólares por acción o 50.000 millones de dólares. La falta de confianza de los socios comerciales en la solvencia de Merrill Lynch y la capacidad de refinanciar deuda a corto plazo condujeron finalmente a su venta. La adquisición se completó en enero de 2009 y la entidad se fusionó con Bank of America Corporation en octubre de 2013. De esta manera consiguió hacer frente a sus problemas y sobrevivir.

Merrill Lynch, con sede en Nueva York y que opera en más de 40 países alrededor del mundo, emplea a más de 15.000 asesores financieros y administra 2,2 billones en activos de clientes.

La entidad fusionada ha disparado su valor en los últimos tiempos, y Bank of America cree que es hora de hacer estos cambios y seguir mirando al futuro con optimismo.