miércoles, 20 febrero 2019
ZONA PREMIUM
EEUU

¿El fin del carbón? Se impone la energía limpia

2018 demostró que la energía limpia es cada vez más la norma, y, el pasado fue un gran año para la eficiencia energética, los vehículos eléctricos o la energía solar y eólica

25 de enero de 2019. 00:00h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • ¿El fin del carbón? Se impone la energía limpia

Se proyecta que la energía renovable, liderada por la energía solar y eólica, será la fuente de más rápido crecimiento de la generación eléctrica en los Estados Unidos durante al menos los próximos dos años, según un informe publicado el viernes por el Departamento de Energía de Estados Unidos. Impulsada por la rápida caída de los precios, se espera que la energía solar aumente en un 10% en 2019 y en un 17% en 2020, según publicó la Administración de Información de Energía. Por su parte la energía eólica debería crecer un 12% y un 14% en esos años, superando la hidroelectricidad por primera vez.

El carbón, durante mucho tiempo el rey de la industria de la energía, continúa disminuyendo rápidamente. Según la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), la participación en la generación eléctrica total de las centrales eléctricas de carbón cayó a un 28% el año pasado, en comparación con el 45% de 2010. Se espera que la cuota de mercado del carbón disminuya al 24% para 2020. El consumo de carbón en Estados Unidos disminuyó 4% en 2018, a su nivel más bajo desde 1979. “El carbón es solo una tecnología costosa que ya no puede competir”, explicaba Kingsmill Bond, estratega de energía de “Carbon Tracker Initiative” (iniciativa de seguimiento de carbono), un grupo de expertos que examina la relación entre los mercados de energía y financieros.

Esto es a pesar de la promesa del presidente Donald Trump de revivir la industria del carbón. De hecho, el mes pasado, la administración de Trump anunció planes para revertir una normativa de emisiones de carbón de la era de Obama para facilitar la apertura de nuevas plantas de carbón.

Además el carbón se ha visto afectado por la feroz competencia de otras fuentes de energía más limpias, especialmente el gas natural. Gracias a la revolución del esquisto, Estados Unidos tiene una gran cantidad de gas natural barato que en 2016 ya superó por primera vez al carbón como la principal fuente de combustible de Estados Unidos. Se espera que la participación del gas natural en el mercado eléctrico de Estados Unidos aumente del 35% en 2018 al 37% en 2020, según la EIA.

La energía limpia está haciendo que se desarrollen nuevos proyectos para hacer más sencilla y limpia nuestras vidas. Algunos de ellos desarrollados o planeados en el 2018 son los siguientes:

1. La electricidad libre de carbono está de moda

La ciudad de Washington DC se ha comprometido recientemente a realizar planes para obtener el 100% de su electricidad a partir de energía renovable para 2032, como parte de su Ley de Enmienda Omnibus de Energía Limpia.

Pero la primera empresa de servicios públicos de Estados Unidos que se comprometió a estar completamente libre de carbono fue Xcel Energy (holding de servicios públicos con sede en Minneapolis que atiende a más de 3,3 millones de clientes de electricidad y 1,8 millones de clientes de gas natural en Minnesota, Michigan, Wisconsin, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Colorado, Texas y Nuevo México). Prometió proveer a sus usuarios con electricidad sin carbono para el año 2050.

La Compañía de Servicios Públicos del Norte de Indiana, la Autoridad de Energía Platte River de Colorado y el Plan de Energía del Consumidor de Michigan apuestan también por eliminar el carbón para 2028, 2030 y 2040, respectivamente. Y California, la quinta economía más grande del mundo, apunta a una electricidad renovable (solar y eólica) del 100% para 2045. Hawai ha comunicado que también hará lo propio.

2. Edificios integrados en la red para reducir el consumo eléctrico

Los calurosos veranos en parte de Estados Unidos han hecho que se ponga en práctica acciones para la gestión de la energía a través de un software que lo hace en tiempo real. Estos edificios integrados en la red no solo reducen el consumo de electricidad en momentos críticos, evitando apagones, sino que también brindan ahorros reales para los propietarios.

3. Las casas de “energía cero” se vuelven rentables

Además, están aumentando los “hogares de energía cero” que son eficientes al producir u obtener tanta energía renovable como la que consumen en el transcurso de un año. Los datos dicen que han superado silenciosamente los umbrales de costos que los hacen no solo buenos para el medio ambiente sino también rentables. Para ayudar a las familias de bajos ingresos a hacer que sus hogares sean más eficientes energéticamente, “Freddie Mac” una empresa de capital abierto garantizada por el gobierno de los Estados Unidos y que está autorizada para conceder y garantizar préstamos, lanzó nuevos servicios de préstamos hipotecarios para ello.

4. Corporaciones compran renovables

La adquisición corporativa de energía renovable estableció un récord en 2018 para la nueva capacidad de los acuerdos anunciados de energía eólica y solar, alcanzando los 6,43 gigavatios. Las estadounidenses Facebook, AT&T, Walmart, ExxonMobil y Microsoft se sitúan a la cabeza de la aceleración de energía limpia con importantes acuerdos. Facebook lideró el año con la mayor capacidad, firmando varios acuerdos por un total de 1.849,5 megavatios, al mismo tiempo que rompió todos los registros acumulados de adquisiciones anuales para un solo comprador.

5. Más compañías de petróleo y gas se comprometen a reducir las emisiones de metano

A finales de 2017 un grupo de ocho compañías internacionales de petróleo y gas entre las que se encuantran la estadounidense ExxonMobil y que incluye a BP, Eni, Repsol, Shell, Statoil, Total y Wintershall, firmaron un conjunto de principios rectores orientados a reducir las emisiones de metano de la industria del petróleo y el gas. En 2018, creció el interés y Gazprom de Rusia, que posee las reservas de gas natural más grandes del mundo, y Qatar Petroleum, que perfora en el depósito de gas no asociado más grande del mundo, también firmaron el compromiso.

6. Objetivo: emisiones de carbono netas nulas para 2050

El Comité de Transiciones de Energía de Estados Unidos publicó un informe en 2018 con contribuciones de más de 200 expertos de la industria titulado: “Misión posible: alcanzar emisiones de carbono netas nulas de los sectores más difíciles de eliminar a mediados de siglo”. El escrito determinaba que financieramente es posible que algunos de los sectores más contaminantes y difíciles de reducir, como el cemento, el acero, los plásticos, la polución de los camiones, el transporte marítimo y la aviación, alcancen emisiones de carbono netas nulas para 2050 en los países desarrollados y para 2060 en los países en desarrollo. En la actualidad en conjunto estos representan el 30% de las emisiones de energía en la actualidad, y esta cifra podría aumentar hasta el 60% a mediados de siglo.

Las conclusiones del informe muestran que la descarbonización completa es técnicamente factible con tecnologías que ya existen, aunque varias todavía necesitan más inversiones. El costo total para la economía mundial sería inferior al 0,5% del PIB a mediados de siglo y podría reducirse aún más al mejorar la eficiencia energética, al hacer un mejor uso de los materiales intensivos en carbono (a través de una mayor eficiencia de los materiales y al reciclaje) y al limitar el crecimiento de la demanda de transporte intensivo en carbono (a través de una mayor eficiencia logística y cambio modal).