eeuu

Enormes pérdidas de Boeing por la crisis de los 737 MAX

Boeing ha comunicado unas pérdidas, después de impuestos, de 3.700 millones de dólares en el segundo trimestre.

22 DE julio DE 2019. 08:33H Cristina Rodríguez (Nueva York)

boeing-737-max_41-195317_20190722083853.jpg

La aeronáutica estadounidense Boeing ha comunicado que el veto de sus aviones 737 MAX en casi todo el mundo, como consecuencia de los dos accidentes mortales en Etiopía e Indonesia, le ha supuesto 3.700 millones de dólares en pérdidas en el segundo trimestre del año. Pero no solo Boeing está sufriendo las consecuencias de esta crisis. Las compañías aéreas que usan este modelo han tenido que reestructurar sus planes de negocio y ya están registrando pérdidas.

Boeing ha hecho públicas sus cuentas y debido a “las interrupciones relacionadas con la puesta a tierra de 737 Max y los retrasos de entrega asociados” ha tenido unas pérdidas de 3.700 millones de dólares en el segundo trimestre.

La aeronáutica estadounidense además dijo que la ralentización de la producción durante la puesta en tierra de sus aviones le ha supuesto un coste de 1.700 millones de dólares en el segundo trimestre.

A esto hay que sumar los costos potenciales relacionados con los litigios contra la compañía de aviones. Boeing anunció a principios de este mes que pagará 100 millones de dólares a las familias de las víctimas de los accidentes aéreos.

Aún no hay fecha para que su avión más vendido, el 737 Max, vuelva a volar. Hace un mes se hablaba de septiembre y ahora no está claro cuando será aprobado por los reguladores estadounidenses y extranjeros para volar nuevamente. Boeing dice que sigue trabajando con las autoridades y que serán ellas quienes "determinen el calendario de la vuelta a servicio". Se ha comprometido a entregar una solución de software para abordar los problemas con sus funciones de seguridad automática que estaban vinculadas a los fallos en ambos accidentes.

Los expertos esperaban que los aviones volviesen al aire en agosto, pero esos esfuerzos se retrasaron después de que se descubriera otro problema potencial con el 737 Max durante las pruebas. Esa fecha se ha retrasado hasta finales de 2019 o principios de 2020.

Cancelaciones y billetes más caros

Los problemas de Boeing están causando daños colaterales en numerosas compañías aéreas. La puesta en tierra de los Boeing 737 Max, que no han podido volar desde marzo, ha llevado a las aerolíneas a cancelar miles de vuelos durante la temporada de viajes de verano. Y en en los próximos meses habrá más cancelaciones sin garantía fija de que esos aviones volverán a volar a finales de año.

Southwest Airlines, que tiene 34 aviones 737 Max en su flota, ha retirado este modelo de su programa hasta principios de noviembre. Eso significará la cancelación de 180 vuelos por día de aproximadamente 4.000 que realiza en total la compañía aérea.

Por su parte United Airlines ha confirmado que la no utilización de este modelo de Boeing le llevará a cancelar 60 vuelos diarios en agosto, 70 en septiembre y 95 en octubre. Y para tratar de acomodar a la mayor cantidad de pasajeros posible está usando aeronaves más grandes. Además, ha firmado un acuerdo para comprar 19 aviones Boeing 737-700 usados, que usan distinto software. Las aeronaves se entregarán a United a partir de diciembre.

American Airlines tiene 24 aparatos del 737 Max en su flota de más de 900 aviones y otros 76 que había pedido para que le fueran entregados. American Airlines tuvo que cancelar 7.800 vuelos (unas 115 cancelaciones por día) y le supuso una pérdida de 185 millones de dólares. La compañía ha dicho que para hacer frente a las pérdidas ha subido entre un 3% y un 4% el precio de los asientos por milla de vuelo. Y es que la crisis de los 737 Max ya está repercutiendo en los bolsillos de los usuarios que están pagando más por sus asientos a bordo de los aviones, ya que los vuelos vuelan más llenos por la fuerte demanda y la capacidad limitada.

Otras aerolíneas, como la brasileña de bajo costo Gol Linhas Aereas Inteligentes ha tenido que reconsiderar su plan de crecimiento, cancelando nuevos destinos previstos, y ha alquilado cinco 737 más antiguos para completar su flota. "La aerolínea está utilizando los aviones 737 menos eficientes en combustible para volar las rutas existentes entre Fortaleza y Orlando, Florida y Brasilia y Miami, pero debido a que los aviones no son tan eficientes, requieren una parada de combustible en el República Dominicana, lo que hace que sean vuelos menos atractivo", explicó su director financiero, Richard Lark.

Por su parte el operador de bajo coste europeo Ryanair ha reducido en más del 50% su estimación de crecimiento de pasajeros para el verano de 2020 debido a los retrasos esperados en la entrega de aviones Boeing 737 Max. Y Norwegian Air ha dicho que la conexión a tierra del Boeing 737 Max le supondrá unos 82 millones de dólares en pérdidas este año.

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”