eeuu

Google suspende varios negocios con la tecnológica china Huawei

El gigante Google toma esta decisión después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, incluyera a la compañía china en una lista negra de empresas que amenazan a las tecnológicas estadounidenses.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Cristina Rodríguez (Nueva York)

shutterstock-1123573832_41-158492_20190520091416.jpg

La medida suspenderá algunos negocios de los teléfonos inteligentes Huawei que utilizan el sistema operativo móvil de Google y que requieren la transferencia de hardware, software y servicios técnicos, excepto los disponibles públicamente a través de licencias de código abierto.

Esto es que Huawei seguirá teniendo acceso a la versión del sistema operativo Android disponible a través de la licencia de código abierto, conocida como Android Open Source Project (AOSP), que está disponible de forma gratuita para cualquier persona que desee usarla, para por ejemplo, corregir errores pero no tendrá acceso a cambios de propiedad para funciones como el ‘Asistente de Google’.

Los usuarios aún podrán obtener actualizaciones de la aplicación a través de la tienda ‘Google Play’, pero no podrán descargar nuevas aplicaciones de Google o actualizar el sistema operativo Android, tan solo mantendrán la última versión aprobada.

“Estamos cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones”, dijo un portavoz de Google a Reuters. “Nuestros servicios, ‘Google Play’ y las protecciones de seguridad de ‘Google Play Protect’ continuarán funcionando en los dispositivos Huawei existentes”, comentó otro trabajador de Google, sin dar más detalles. “Huawei solo podrá usar la versión pública de Android y no podrá acceder a aplicaciones y servicios propiedad de Google”, dijo la fuente.

Las versiones futuras de los teléfonos Huawei que se ejecutan con Android también perderán el acceso a servicios populares, como ‘Google Play Store’ y las aplicaciones de ‘Gmail’ y ‘YouTube’.

Esta suspensión podría afectar el negocio de teléfonos inteligentes de Huawei fuera de China, ya que el gigante de tecnología perderá de inmediato el acceso a las actualizaciones del sistema operativo Android de Google que se usa a nivel mundial. (Según Google, hay alrededor de 2.500 millones de dispositivos Android activos en todo el mundo).

Los teléfonos inteligentes de la empresa china representan una de las plataformas más grandes del mundo para el sistema operativo Android. Huawei dijo el año pasado que tiene 500 millones de teléfonos en uso en 170 países, con casi la mitad de esos dispositivos vendidos en 2018.

En la lista negra de Trump

El jueves pasado el Departamento de Comercio de Estados Unidos incorporó a Huawei Technologies y sus afiliados a una lista negra de comercio de la Oficina de Industria y Seguridad, que pone límites a las empresas extranjeras consideradas como amenazas a la seguridad nacional. Todo después de que el presidente Donald Trump declarara una emergencia nacional por amenazas a la tecnología estadounidense.

Trump afirma que Huawei espía y roba propiedad intelectual y quiere proteger así a las comunicaciones estadounidenses. El presidente promulgó, además, restricciones prohibiendo a empresas americanas a hacer negocios con otras extranjeras que dañen a las compañías estadounidenses.

Las compañías estadounidenses ahora deben solicitar una licencia especial a la de la oficina Oficina de Industria y Seguridad para vender o transferir tecnología a Huawei. Esto hará que sea extremadamente difícil para Huawei hacer negocios con sus homólogos de Estados Unidos.

Los expertos en chips han cuestionado la capacidad de Huawei para continuar operando sin la ayuda de EE.UU., aunque la empresa china podría haber comenzado a desarrollar su propio sistema operativo por temor a que se le prohibiera usar Android y otros sistemas en los que confía.

A principios de este año, un gran jurado federal de Estados Unidos acusó a la directora de finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, acusándola de lavado de dinero, fraude bancario y electrónico y conspiración en un plan aparente para violar las sanciones de Estados Unidos a Irán. Huawei ha negado esas irregularidades.

En otra acusación, la propia compañía fue acusada de conspiración para obstruir la justicia estadounidense. En ese caso, Huawei está acusado de robar propiedad intelectual de T-Mobile.

La compañía demandó a la administración Trump en marzo, alegando que la prohibición a las agencias federales de comprar equipos de Huawei es inconstitucional.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"