miércoles, 12 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
EEUU

Halloween, un gran negocio en Estados Unidos

La festividad de Halloween se ha convertido en un auténtico negocio en Estados Unidos. Este año se estima que el gasto alcance los 9.000 millones de dólares repartidos entre disfraces, decoración, dulces y fiestas.

31 de octubre de 2018. 19:00h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Image
    Calabaza de Halloween. Foto / Shutterstock
  • Image
    Casa decorada para Halloween. Foto / Shutterstock
  • Image
    Casa decorada para Halloween. Foto / Shutterstock

Mas que “truco o trato” algunos ya dicen “susto y atraco”, y no es para menos, porque para muchos estadounidenses la celebración de Halloween se ha convertido en una auténtica “pesadilla” económica.

La Federación Nacional de Minoristas de Estados Unidos (NRF) estima que el gasto total para Halloween alcance los 9.000 millones de dólares este año, 100 millones menos que en 2017. Será el segundo desembolso más alto para esta fiesta desde la crisis de 2008. Se prevé que más de 175 millones de estadounidenses participen en una festividad que poco tiene que ver con su origen pagano con raíces en un antiguo festival celta conocido como ‘Samhain’ que significa “fin del verano” y que se celebraba al finalizar la temporada de cosechas en Irlanda y con él se daba comienzo al “año nuevo celta”, coincidiendo con el solsticio de otoño. Esta celebración se trasladó a Estados Unidos con los inmigrantes irlandeses.

Mucho ha cambiado Halloween desde entonces y las cifras que se barajan ahora en torno a esta festividad son muy diferentes.

La economía es buena y la confianza del consumidor es alta, por lo que las familias no tienen reparo en gastar en Halloween este año”, explica el Presidente y CEO de la NRF, Matthew Shay. “Los minoristas se han abastecido bien para suministrar a los niños, mascotas y adultos con sus decoraciones, dulces y disfraces favoritos para la temporada”, continúa Shay.

Desde septiembre las tiendas están llenas con temática de Halloween y la publicidad no deja de bombardear con todo lo relacionado con esta fiesta. Además, las tiendas temporales con temática de Halloween aumentan vertiginosamente en los dos meses previos a la celebración. Según la NRF, más de un tercio de los estadounidenses ya hizo sus compras en septiembre o antes.

La encuesta anual de gastos de Prosper Insights & Analytics de la Federación Nacional de Minoristas, ha publicado que 7 de cada 10 consumidores estadounidenses celebrará este año Halloween y gastará un promedio de casi 90 dólares por persona, exactamente 86,79 dólares (en comparación con los 86,13 dólares del año pasado).

La NRF también analizó los datos por género, para comprender los diferentes comportamientos entre hombres y mujeres en torno a la temporada de compras de Halloween. Aunque ambos planean comprar los mismos artículos festivos, los hombres gastarán de promedio 14 dólares más que las féminas. Y en cuanto a edades, un 89,1% de los jóvenes de 18 a 24 años planea festejar y gastar. Ese porcentaje cae conforme aumenta la edad, y solo el 42% de los mayores de 65 años dijeron que tenían planes para esta festividad.

El 95% de las personas que celebran Halloween comprarán dulces, mientras que otros abrirán sus billeteras para pagar todo tipo de adornos, tarjetas de felicitación y disfraces. En concreto 7 de cada 10 planean comprar artículos de decoración (el 74%), el 69% comprarán disfraces y el 37%, o casi 4 de cada 10, tiene previsto comprar tarjetas de felicitación de Halloween.

Además, según la Asociación Nacional de Confiteros del país, los fabricantes de dulces ganan el 8% de sus ventas anuales durante Halloween, lo que convierte a esta celebración en la más importante de la industria de los dulces.

A pesar de todo el derroche, el que es uno de los momentos más esperados del otoño, sobre todo para los niños, sigue representando solo una pequeña parte del pastel de los ingresos de los minoristas de todas las fiestas celebradas en Estados Unidos.

MEDIO MILLÓN EN DISFRACES PARA LAS MASCOTAS

Poco pueden hacer, y aunque les guste o no, las mascotas también se ven envueltas en la celebración. Según la Federación Nacional de Minoristas de Estados Unidos este año sus dueños gastarán casi medio millón de dólares (en concreto 480 millones) en disfraces de animales. Esta cifra es más del doble del gasto de 220 millones en trajes de Halloween para animales que desembolsaron en 2010.

Los disfraces para mascotas, de esta tradición que no deja de crecer, representan el 15% de los 3.200 millones gastados en todas las ventas de disfraces. En total, más de 31 millones de personas (o el 10% de los estadounidenses) comprarán disfraces para mascotas este año, en comparación con los 28 millones del año pasado. Los Millennials, de 25 a 34 años de edad, son los que tienen más probabilidades de disfrazar a sus mascotas, cuyo “look” a menudo acaba compartido en las redes sociales.

Es tal la moda de disfrazar a las mascotas, que en Nueva York se celebra cada año por estas fechas un desfile de animales con originales trajes, donde se pueden ver desde perros o gatos con tutús, vestidos de calabaza, perrito caliente, abeja e incluso ataviados como príncipes o princesas. Todo queda en la imaginación de su dueño y en el dinero que quiera gastarse para lucir a su mascota.