viernes, 19 abril 2019
ZONA PREMIUM
EEUU

Intel y Qualcomm se pelean por el talento

La guerra entre compañías tecnológicas para atraer talento a sus empresas no deja de aumentar en Estados Unidos. El último caso lo encontramos en Qualcomm e Intel. Esta última tecnológica acaba de contratar al director financiero de la primera

09 de abril de 2019. 00:00h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Image

George Davis, de 61 años, que hasta la semana pasada era director financiero de Qualcomm, se pasa a la competencia. Acaba de dejar la compañía para convertirse en el jefe de las finanzas de Intel.

Davis había sido el director financiero del proveedor de chips móviles desde 2013 y también formó parte del comité ejecutivo de la junta directiva de Qualcomm.

Su partida se ha realizado aparentemente en buenos términos, según las declaraciones del presidente ejecutivo de Qualcomm, Steve Mollenkopf, quien decía en un comunicado que “en nombre del equipo ejecutivo, quiero agradecer a George por su servicio dedicado durante los últimos seis años en Qualcomm”. “Todos le deseamos lo mejor en sus futuros esfuerzos”, seguía Mollenkopf.

Mientras encuentra un sustituto permanente para Davis, Qualcomm ha nombrado a David Wise, el tesorero de la compañía, que asumirá el cargo de director financiero interino.

Encontrar talento en Silicon Valley se está convirtiendo en una tarea difícil y, por ejemplo, empresas tecnológicas de la importancia de Intel encuentran dificultades para cubrir algunos de sus puestos claves. De hecho, Intel ha estado sin un jefe de finanzas permanente desde enero, cuando Bob Swan (quien se había incorporado como director financiero en 2016 a esta tecnológica) fue ascendido para convertirse en el director ejecutivo de Intel.

Davis reportará a Swan y supervisará la organización financiera global de Intel, así como la tecnología de la información.

Davis y Swan habían trabajado juntos antes en la empresa de equipos de semiconductores ‘Applied Materials Inc’, Davis era el director financiero y Swan formaba parte de la junta directiva.

“Sé que George es un CFO de clase mundial, líder y creador de equipos”, dijo Swan a los medios.

Swan está tratando de revitalizar Intel en un momento en el que la compañía se enfrenta preguntas sobre su futuro. Los procesadores Intel son “el corazón” de más del 90% de los ordenadores portátiles del mundo y de casi todos los de mesa, sin embargo, los retrasos en la introducción de nuevas tecnologías de fabricación de chips han llevado a algunos analistas a advertir de que la compañía es más vulnerable a la competencia de lo que lo ha sido durante décadas. Aun así, el fabricante de chips informó de ventas y ganancias récord en 2018, aunque no alcanzó las proyecciones de los analistas para el cuarto trimestre y ha dado un pronóstico decepcionante para 2019.

Robo de talento en el sector tecnológico

El paso de una compañía a otra es más normal de lo que parece en California. La dificultad por encontrar trabajadores con talento en el sector tecnológico hace que las cifras de paro sean prácticamente nulas en Silicon Valley y que los salarios no dejen de crecer en un movimiento empresarial para retener a los empleados. En las startups, con menos capital, los trabajadores optan por cobrar en acciones con la idea de ganar mucho dinero si la empresa sale a bolsa. Los consejeros delegados y los directores financieros son los fichajes más buscados. Y la estadística dice que un empleado no pasa más de 4 años en la misma empresa en “el Valle”.

Tal es la situación que incluso Google, Intel, Adobe y Apple firmaron hace años un pacto para no robarse trabajadores. Aunque parece que no lo cumplen a rajatabla.

Hace unos días conocíamos que Apple “robaba” a su competidora Google a Ian Goodfellow, experto en ‘Google AI’ y un respetado inventor de redes de confrontación generativa (GAN), para dirigir el aprendizaje automático del misterioso grupo de "proyectos especiales” de la empresa.

El reciente reclutamiento de Apple de las mejores mentes de la IA se ha entendido ampliamente como un compromiso tardío para mejorar la presencia de la empresa en el área de investigación.

Otros talentos que cambiaron de tecnológica en Silicon Valley son Jeff Weiner, ahora director ejecutivo de LinkedIn, que trabajó durante más de 7 años en Yahoo. También en Yahoo estuvo Ian Rogers durante casi 5 años dirigiendo el servicio de música para después unirse a la música en streaming de Apple Music que luego dejó por la compañía francesa de lujo LVMH. Daniel Graff, responsable de Google Maps, se fue a Twitter, como también lo hizo Baljeet Singh, creador del sistema de publicidad de YouTube. Nikesh Arora, el director de ventas de Google, se fue a Softbank. O Emily White, que ha pasado por algunas de las empresas más importantes del sector, Google, Facebook, Instagram y Snapchat, para crear ahora su propia startup.