miércoles, 12 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
EEUU

Trump amenaza a General Motors por el cierre de fábricas

El fabricante de automóviles ha anunciado que cerrará cinco plantas en Estados Unidos y Canadá

28 de noviembre de 2018. 14:02h Mario Talavera
  • Trump amenaza a General Motors por el cierre de fábricas
    “¡Estoy aquí para proteger a los trabajadores americanos!”, ha recalcado Trump en Twitter

Con el sector automovilístico en pleno cambio por la demanda de vehículos que respeten el medio ambiente, los fabricantes de coches buscan la manera de adaptarse a los consumidores.

Para enfrentar esta transformación, General Motors ha apostado por la inversión en nuevos vehículos, lo que llama el “vehículo del futuro”. De hecho, espera que tres de cada cuatro ventas procedan de los nuevos diseños en la próxima década. De ese modo, la compañía se encuentra reorientando su estrategia, así como su capital.

Es otra forma de decir que dejará de producir vehículos en las fábricas que no son rentables. Entre ellas se encuentran las plantas de montaje de Ontario (Canadá), Detroit y Warren (Ohio). Asimismo, el plan de restructuración incluye la “desasignación” de las plantas de propulsión de Baltimore, en Maryland, y de Warren, en Michigan.

La prensa norteamericana calcula que esta decisión tendrá un coste en despidos de 14.500 trabajadores. La salida de empleados representa un 15% del total, una medida que se centra en los ejecutivos, que se reducirán en un 25%. No obstante, la principal dirigente de la empresa, Mary Barra, explicó que “estas acciones incrementarán los beneficios a largo plazo y la generación de capital, además de mejorar la resiliencia” de la empresa.

En todo caso, el plan de General Motors no termina ahí. También ha decidido cerrar dos plantas en Corea del Sur, además del cierre de la fábrica de Gunsan que ya había previsto. Según Barra, estas acciones “continúan la transformación para ser más ágiles, resilientes y rentables”.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ve que la pretensión de proteger los empleos en su país escapa de su capacidad. “¡Estoy aquí para proteger a los trabajadores americanos!”, recalca. Sin embargo, en vistas de la decisión del fabricante estadounidense ha optado por amenazar a la compañía con recortar las subvenciones, incluidas las destinadas a la investigación de mejoras de vehículos eléctricos.

Además, Trump ha criticado que el cierre de plantas se produzca principalmente en Estados Unidos, mientras que continuarán en funcionamiento otras fábricas en México y China, si bien es cierto que obvia los cierres de Corea del Sur. Recuerda también que “Estados Unidos salvó General Motors, ¡y este es el agradecimiento que recibimos!”, ha publicado en su cuenta de Twitter. Con respecto a la apuesta por China, Trump no cree General Motors vaya a retirarla.