sábado, 17 agosto 2019
ZONA PREMIUM
EEUU

Trump anuncia aranceles a México a partir del 10 de junio si no frena el flujo de migrantes a EE.UU

México es uno de los socios comerciales más grandes de Estados Unidos y muchas empresas estadounidenses, incluidas Ford o Walmart confían en el país latinoamericano como parte central de sus cadenas de suministro

31 de mayo de 2019. 09:25h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Image

El presidente Donald Trump ha amenazado con imponer nuevos aranceles a México si el país latinoamericano no intensifica sus acciones sobre la inmigración ilegal. La primera ronda de aranceles comenzaría el 10 de junio y sería de un 5% “sobre todos los bienes importados de México”.

“Si la crisis de la migración ilegal no se alivia a través de acciones efectivas tomadas por México subiremos las tarifas”, expresó Trump, quien se llamó a sí mismo ‘hombre arancelario’. Además advirtió en su Twitter que los aranceles aumentarían hasta que su vecino del sur no actúe atajando esta situación: “las tarifas subirán al 10% en julio, al 15% en agosto, al 20% en septiembre y alcanzarán un nivel permanente del 25% en octubre”.

“Los aranceles se mantendrán permanentemente en el nivel del 25% hasta que México detenga sustancialmente la entrada ilegal de extranjeros que ingresan a través de su territorio a EE.UU.”, dijo la Administración Trump. Mick Mulvaney, funcionario de de la Casa Blanca, explicó a los periodistas que no se había establecido un porcentaje o un número específico de acciones contra los migrantes para eliminar las tarifas. “La Casa Blanca evaluará la situación día a día y semana a semana”, continuó Mulvaney.

La contradicción está en que los aranceles son pagados por los importadores, no por los países exportadores. Si las tarifas entran en vigor el 10 de junio, las compañías estadounidenses deberán decidir si asumen el incremento y el consecuente aumento del costo, o lo transfieren a los consumidores americanos. “El contribuyente estadounidense ya está pagando por lo que está pasando en la frontera”, dijo Mulvaney a la prensa.

Esta amenaza arancelaria además podría poner en peligro la puesta en marcha del nuevo tratado comercial con Canadá y México, el USMCA, firmado el pasado noviembre, que reemplaza el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y que requiere bajos aranceles para los firmantes del acuerdo. Pero según Mick Mulvaney, “estas tarifas no afectarán al acuerdo de USMCA”. “Estos aranceles son de un problema de inmigración”, sentenció.

Según la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, las importaciones de bienes de EE.UU. provenientes de México fueron de un total de 346.500 millones de dólares en 2018, lo que lo convirtió en el segundo mayor proveedor de bienes de EE.UU. el año pasado. Eso incluye automóviles y maquinaria, así como productos agrícolas. Precisamente los productos agrícolas fueron el sector más grande, con un total de 26.000 millones de dólares. Además, la Cámara de Comercio estadounidense ha estimado que alrededor de 6 millones de empleos en Estados Unidos dependen del comercio con México, y se podrían ver afectados por el anuncio de Trump.

La ley federal estadounidense permite que el presidente utilice los aranceles para hacer frente a “cualquier amenaza inusual y extraordinaria” relacionada con la “seguridad nacional, la política exterior o la economía de Estados Unidos”. Donald Trump siempre ha argumentado que la inmigración ilegal es una amenaza existencial para la seguridad de la nación. Pero seguramente que este comunicado no se quedé aquí y las nuevas medidas sobre México presenten desafíos legales para Trump.

WALL STREET REACCIONA Y CIERRA EN ROJO

Tras la noticias, los futuros de Dow Jones se hundieron alrededor de 200 puntos, ó 0,9%. Por su parte los futuros del S&P 500 cayeron un 0,8% y los del Nasdaq cayeron un 0,9%.

México es uno de los socios comerciales más grandes de Estados Unidos y muchas empresas estadounidenses, incluidas Ford o Walmart confían en el país latinoamericano como parte central de sus cadenas de suministro.

La amenaza de Trump hizo, además, que el peso mexicano cayera un 2% frente al dólar estadounidense.