martes, 13 noviembre 2018
ZONA PREMIUM
EEUU

Trump pierde la Cámara de Representantes pero gana el Senado

Más de cien mujeres han sido elegidas en esta votación. Dos de ellas, menores de 29 años

07 de noviembre de 2018. 09:39h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Shutterstock

El partido republicano se ha hecho con la victoria en el Senado, donde solo se votaba el 30% del total de senadores. Sin embargo, la Cámara de Representantes, o Cámara Baja, vuelve a las manos demócratas tras estas elecciones de mitad de legislatura donde destaca, además, la diversidad racial y religiosa de los elegidos y las más de cien mujeres que formarán parte de ambas Cámaras.

Estas elecciones legislativas o de medio mandato (midterm) son claves para el país ya que van a marcar la agenda política estadounidense en los próximos dos años. Si se daba el voto a Trump él podría seguir con sus políticas, por ejemplo en materia comercial o en inmigración. Pero el presidente ha perdido algo de fuelle, a pesar de ganar el Senado que le permitirá poner a más jueces de talante conservador en el sistema judicial estadounidense.

Los demócratas han recobrado el control de la Cámara de Representantes, que habían perdido hace 8 años y podrán ahora frenar algunas políticas republicanas como obstaculizar nombramientos del presidente, como el polémico y recientemente confirmado juez Brett Kavanaugh para el Tribunal Supremo o rechazar ceses como el del director del FBI, James Comey, por investigar el escándalo de la trama rusa. Además, temas tan polémicos, y en la agenda de Trump, como el muro con México o acabar con el “Obamacare” ahora podrían no llevarse a cabo. Los demócratas podrán bloquear la aprobación de leyes, ya que requieren el visto bueno de ambas partes del Capitolio e incluso intentar un proceso de destitución de Trump, o “impeachment”, aunque aquí lo tienen más complicado porque necesitarían el voto de dos tercios de los senadores.

A pesar de perder la Cámara Baja, lo que debilita los dos próximos años de mandato de Trump, el presidente se ha mostrado satisfecho con los resultados en un tuit: “tremendo éxito esta noche. ¡Gracias a todos!”, escribía el presidente estadounidense, que ha seguido los resultados electorales desde la Casa Blanca con familiares y amigos.

Trump también ha llamado por teléfono a la nueva presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para felicitarla. Pelosi, peso pesado de los demócratas, dio las gracias al presidente añadiendo “mañana será un nuevo día en Estados Unidos”. La veterana demócrata ha afirmado que tiene perspectivas de encontrar un terreno común con el presidente Trump a pesar de sus enormes diferencias.

LAS MUJERES, GRANDES GANADORAS DE LAS ELECCIONES

En las elecciones más costosas y polarizadas de la nación, las grandes vencedoras han sido las mujeres ya que más de cien féminas han sido elegidas. Entre ellas, dos tienen tan solo 29 años y por primera vez dos nativo-americanas (o indígenas) y dos musulmanas representarán a los estadounidenses.

Algunas de ellas son:

Rashida Tlaib, demócrata, será la primera mujer musulmana elegida en la Cámara de Representantes por un distrito del estado de Michigan. Tlaib es de origen palestino.

Ilhan Omar, demócrata, es la segunda musulmana elegida en estas elecciones. En concreto será la primera mujer americana-somalí en el Congreso por Minnesota.

Sharice Davids, demócrata, elegida en Kansas, también nativo-americana, será la primera lesbiana en el Congreso.

Deb Haaland, demócrata, elegida en su distrito de Nuevo México para la Camara de Representantes es la segunda mujer nativo-americana en estas eleciones de mitad de legislatura.

Alexandria Ocasio-Cortez, demócrata, con tan solo 29 años ha sido designada para representar un distrito de Nueva York en la Cámara de Representantes. Ocasio-Cortez es latina, de origen puertorriqueño.

Abby Finkenauer, demócrata, también tiene 29 años, se ha hecho con la batalla por su distrito en el estado de Iowa.

Marsha Blackburn, republicana, es la primera mujer en la historia en convertirse senadora en el estado de Tennessee.

Laura Kelly, demócrata, ganó en el conservador estado de Kansas. Será la tercera mujer gobernadora en la historia de este estado.

Abigail Spanberger, demócrata de 39 años, también ha sido elegida frente a su oponente republicano en el distrito por el que luchaba en el estado de Virginia.

Ayanna Pressley, demócrata, será la primera congresista negra de Massachusetts. Su distrito es el único en el estado donde las minorías constituyen la mayoría de la población.

Marsha Blackburn, la republicana que apoyó la polémica candidatura del juez Kavanaugh, será la primera mujer senadora en Tennessee. Blackburn apoya abiertamente las leyes antiinmigración de Trump y la construcción del muro.