viernes, 19 julio 2019
ZONA PREMIUM
EEUU

Trump y Xi Jinping no se reunirán antes del plazo límite de las negociaciones

“No”. Fue la rotunda respuesta de Trump en el Despacho Oval a la pregunta de un periodista. Esto ha desalentado las esperanzas de un pacto comercial rápido entre ambos países

08 de febrero de 2019. 09:16h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Trump y Xi Jinping no se reunirán antes del plazo límite de las negociaciones

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que no planea reunirse con su homólogo chino, Xi Jinping, antes de la fecha límite del 1 de marzo establecida por los dos países para lograr un acuerdo comercial. Esto ha desalentado las esperanzas de un pacto comercial rápido entre ambos países.

“No”. Fue la rotunda respuesta de Trump en el Despacho Oval a la pregunta de un periodista sobre si habría una reunión bilateral con su homólogo chino antes de la fecha límite del 1 de marzo. Y sobre si tiene previsto un encuentro el mes siguiente, el presidente estadounidense respondió titubeante: “Aún no. A lo mejor. Probablemente es muy pronto”.

Los comentarios de Trump confirmaron lo que ya habían dicho algunos de los funcionarios de la de la Casa Blanca sobre las pocas probabilidades de que ambos mandatarios se reunieran antes de que acabe febrero.

A finales del año pasado, durante el encuentro del G20 en Argentina, Trump y Xi Jinping mantuvieron conversaciones durante una cena y acordaron dar una tregua de 90 días a su intensa guerra comercial, para que en ese tiempo sus equipos pudieran negociar un acuerdo. Esa fecha expira el 1 de marzo. Si no se llega a un pacto antes, y según prometió Donald Trump, los aranceles estadounidenses a productos chinos aumentarán en 200.000 millones, de un 10% a un 25%.

Hasta el momento las conversaciones parecen ir por el buen camino. Una delegación china, incluido el viceprimer ministro chino Liu He, visitó Washington el 30 y 31 de enero y concluyeron que las reuniones habían sido positivas. Incluso, Liu He presentó una invitación formal de Xi Jinping en la Casa Blanca para visitar Beijing. En ese momento Donald Trump dijo se reuniría nuevamente con su homólogo asiático para concretar el acuerdo final. Ahora deja este encuentro en el aire.

A la nueva ronda de conversaciones programada para la próxima semana en Beijing acudirán por parte estadounidense, entre otros, el representante de Comercio, Robert Lighthizer, y el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin. Lighthizer dijo que esperan que las negociaciones “sean un éxito”. “Si avanzamos, y el presidente cree que estamos lo suficientemente cerca como para cerrar el trato en asuntos importantes, entonces creo que él mismo querrá tener una reunión con Xi Jinping y concretarlo”, continuó diciendo Robert Lighthizer a los periodistas. También cree lo mismo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, que dijo a los reporteros que los líderes de las dos superpotencias económicas aún podrían reunirse en una fecha posterior.

Parece que el mayor obstáculo en esas negociaciones está en las enormes diferencias que tienen ambos países en cuestiones de propiedad intelectual estructural. Washington acusa a China de robar la propiedad intelectual de Estados Unidos y de obligar a las empresas estadounidenses a compartir su tecnología con compañías chinas. El gigante asiático niega las acusaciones.

Trump dijo en su discurso sobre el Estado de la Unión el martes que cualquier nuevo acuerdo comercial con Beijing “debe incluir un cambio real y estructural para poner fin a las prácticas comerciales desleales”.

El “no” de Trump a la reunión con Xi Jinping provocó el pesimismo en Wall Street, con una fuerte oleada de ventas de acciones y la consiguiente caída en los mercados de valores de Estados Unidos. Wall Street cerraba el jueves con perdidas que rondaban el 1% (Dow Jones: -0,87%; Nasdaq: -1,18%; S&P 500: -0,93%, su mayor caída en dos semanas). Los inversiones se han mostrado preocupados por si no se llega a un acuerdo comercial antes de marzo y temen las consiguientes consecuencias.