europa

Bavaria se vuelve verde

La política y la economía alemana asisten al nacimiento de un nuevo fenómeno: los verdes son ya la segunda fuerza en el parlamento bávaro.

15 DE octubre DE 2018. 10:33H Europa

munich_78537_20181015104051.jpg

Es un hito histórico: Los verdes han recibido el 17% de los votos en las elecciones en Bavaria el pasado domingo. Desde su creación en 1980 hasta hoy, se han convertido quizás en el partido que más sabe de la economía sostenible en Europa. Similar a “Podemos”, al principio eran un partido polémico de casi extrema izquierda que nació de movimientos civiles contra la guerra y contra el capitalismo americano. Pero han madurado y hoy el núcleo de su ideología es promover una economía cada vez más liberal y menos protectora basada en energías renovables. Con la campaña “Bio y Bavaria”, el partido ecologista ha convencido a una creciente izquierda y derecha decepcionada con los partidos tradicionales en esta región, que es la Cataluña de Alemania en muchos sentidos.

Este éxito es curioso porque Bavaria es la región donde más puestos de trabajo se crean y donde menos paro hay. Aun así, la gente ya no daba crédito al poder absoluto de la CSU, que es similar al de CIU en Cataluña, un poder mezclado con mucho nepotismo y demasiados intereses en las empresas y bancos locales. Aquí, donde viven casi 13 millones de personas, tienen entre otros su sede BMW y Siemens, monstruos del “made in Germany”. Esto a los verdes les da respeto, pero ellos exigen de estas empresas también más: “Patriotismo para nosotros es cuidar el medio ambiente de nuestra patria y ser una sociedad ejemplar a nivel de solidaridad”, dice la líder de los Verdes en Bavaria, Katharina Schulze (33 años), después de su éxito electoral.

La economía ya no es todo

A pesar de que la economía bávara va mejor que nunca, una participación de casi un 75% de los votantes en estas elecciones regionales demuestra que los bávaros buscaron un cambio: “Los bávaros quieren un Gobierno con los Verdes”, resumen muchos periódicos, como la Taz de Berlín, el resultado de las elecciones bávaras del domingo pasado. Tienen como ejemplo su vecino Baden-Württemberg, sede de Porsche y Bosch, donde los Verdes gobiernan con Winfried Kretschmann en el poder desde 2011. A pesar de que los antieuropeos y la extrema derecha también han ganado más del 20% de los votos con “Freie Wähler” (11%) y “Alternative für Deutschland” (10%), el estado de ánimo en los medios de comunicación es positivo.

El tema de los refugiados ha sido decisivo en estas elecciones, igual que la frustración que tiene una parte de la sociedad con la UE. Estas personas preocupadas no ven que los partidos establecidos resuelvan los problemas, por ello puede ser que las elecciones en Bavaria provoquen un fin del gobierno de la Gran Coalición en Berlin entre CDU y SPD. Muchos medios de comunicación en Alemania prevén ya un posible nuevo intento de Angela Merkel de gobernar en Berlín con los Verdes y los Liberales como era su primer deseo después de las elecciones en 2017, pero las negociaciones fracasaron y la Gran Coalición era la única manera para evitar otras elecciones.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"