martes, 23 julio 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Berlín congelará el precio del alquiler durante 5 años

El precio de los alquileres en la capital alemana se ha duplicado en apenas diez años

19 de junio de 2019. 08:55h Dirigentes
  • Berlín congelará el precio del alquiler durante 5 años

El gobierno de la capital alemana ha movido ficha para limitar el encarecimiento de los precios de la vivienda. En un lugar donde la cultura del alquiler está muy vigente, el precio de los arrendamientos se duplicó en diez años. Según el portal inmobiliario Immowelt, el precio pasó de 5,72 euros por metro cuadrado en 2008, hasta los 11,49 euros de 2018.

Es por ello que el gobierno tripartito del estado berlinés ha tomado medidas. El ejecutivo congelará el precio del alquiler durante los próximos cinco años, además de fijar una cantidad límite para cada vivienda.

Se pretende que este proyecto se ponga en marcha desde 2020, para controlar el precio de 1,6 millones de viviendas, de un total de 1,9 millones. Hay que recordar que en Berlín viven 3,7 millones de personas, con la llegada de 40.000 personas cada año, según las estadísticas berlinesas. Por ello, la construcción de 16.707 apartamentos en 2018 se hace insuficiente para cubrir la demanda.

Por otro lado, la nueva ley tendrá efecto retroactivo, es decir, los inquilinos podrán pedir a sus arrendadores que les rebajen el precio del alquiler si este supera el límite. La nueva ley también prevé multas de hasta 500 mil euros si se infringe.

Por otra parte, esta medida servirá para que el gobierno de la ciudad tenga margen para aumentar el parque de vivienda social. Así, Berlín mira a su frontera sur, a Austria, para enfrentar el problema de vivienda. En Viena, la capital austriaca, se aprobó en 2018 una política que obligaba a que dos de cada tres nuevos proyectos de más de 5.000 metros cuadrados fueran de protección oficial.

En ese sentido, el ejecutivo de la ciudad, excluyendo tasas y gastos, se asegura de que el alquiler de esas viviendas no sube de los 5 euros por metro cuadrado, el precio límite que marca la ley de 2018.