sábado, 17 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Bruselas inicia el camino para sancionar a Italia

La guerra abierta entre el gobierno italiano y Bruselas sólo puede empeorar. La Comisión Europea recomendó este miércoles la apertura de un Proceso por Déficit Excesivo contra Italia basado en el criterio de deuda

05 de junio de 2019. 15:00h Xandre Mato (Bruselas)
  • Image

El Ejecutivo comunitario insiste en sus previsiones, que la deuda pública italiana aumentará este año y en 2020 hasta superar el 135% del PIB, y habla de un “efecto bola de nieve” por la falta de ajustes en el gasto, la parálisis a la hora de introducir subidas de impuestos y el pago de los enormes intereses de la deuda.

Las discrepancias en los cálculos sobre la contabilidad del crecimiento económico o del esfuerzo realizado para reconducir el equilibrio presupuestario que envío el ministro de Finanzas italiano, Giovanni Tria, a Bruselas el pasado viernes no han convencido a la Comisión.

“Nuestro informe concluye que el criterio de deuda no se cumple y que un proceso por déficit excesivo basado en la deuda está, por lo tanto, garantizado”, explicó el Vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, al anunciar que recomendaban abrir el proceso sancionador. “Seamos claros, no estamos abriendo un Proceso por Déficit Excesivo, porque primero los Estados Miembros tienen que ofrecer su opinión”.

La reunión del Ecofin del 14 de junio se antoja como la primera prueba de fuego entre el Ministro Tria y sus homólogos europeos. En esa reunión está previsto que España salga del Procedimiento por Déficit Excesivo, como ha recomendado hoy también la Comisión Europea, y los rumores en Bruselas apuntan que los encuentros del Eurogrupo y del Ecofin de julio darán la luz verde al proceso sancionador contra Italia, que puede prolongarse durante un año. La sanción podría alcanzar los 3.500 millones de euros, el equivalente al 0,2% del PIB, como establecen las normas europeas.

Una montaña de deuda insostenible

Italia dobla el 60% de deuda pública sobre PIB que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE. Lo lleva haciendo desde hace años pero había conseguido superávit primarios -descontado el efecto de pagar los intereses de la deuda- en sus presupuestos gracias a “un esfuerzo fiscal considerable entre 2010 y 2013”. Esa senda permitía reducir paulatinamente la montaña de deuda pública del país, “sin embargo”, reprocha la Comisión Europea, “su posición fiscal se ha acomodado gradualmente desde 2014, con un equilibrio estructural primario deteriorándose significativamente”.

Bruselas prevé que el agujero presupuestario y la sostenibilidad financiera del país se deteriore durante este año “debido a la ralentización macroeconómica y las medidas incluidas en el presupuesto de 2019”. Y dispara más munición contra el gobierno de coalición entre La Liga y el Movimiento 5 Estrellas por revertir algunas medidas introducidas durante los años de crisis, como la reforma de las pensiones.

Dombrovskis, vicepresidente para la eurozona, puso sobre la mesa algunas cifras que son espeluznantes sobre la montaña de deuda trasalpina. “Hoy Italia paga por su deuda más de lo que gasta en total en su sistema educativo”, detalló el responsable de la Comisión. “En 2018, la deuda italiana representará una carga media de 38.400 euros por habitante y adicionalmente el coste de los intereses de la deuda por persona será de alrededor de 1.000 euros”.

Con una deuda pública sobre PIB del 132,2% al cierre de 2018, Italia sólo es superada dentro de la eurozona por Grecia. “Es una gran fuente de vulnerabilidad para la economía”, alerta Bruselas, y la presión de los mercados arrecia, con la prima de riesgo tocando los 280 puntos básicos.