sábado, 15 junio 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Campeones europeos para plantar cara a EEUU y China

Merkel demanda en su discurso más cooperación industrial entre los países de la UE

02 de abril de 2019. 09:44h Stefanie Claudia Müller
  • Image

Tras varias décadas en las que EEUU ha sido el gran aliado de Alemania gracias al Plan Marshall y su ayuda directa en la reunificación de las Alemanias, el campeón exportador mundial está un poco enfadado con la política impulsiva y proteccionista de la Casa Blanca. En muy poco tiempo, un hombre ha cambiado todo el equilibrio transatlántico conseguido después de la Guerra Fría.

Desde que Donald Trump llegó al poder en 2017, los poderes geoestratégicos han cambiado por completo. Ahora EEUU empieza a ser no solamente un gran problema político, sino también económico

"Estamos experimentando un cambio en las reglas del juego", dijo Angela Merkel a unos 2.500 invitados en la feria de industria de referencia en Europa, en el Hannover Congress Centrum: "Tenemos que encontrar respuestas europeas a eso".

Unos 5.500 expositores de 75 países mostrarán en Hanover los últimos desarrollos de los procesos de producción en red ("Industria 4.0") hasta el 5 de abril. La feria industrial se centra en la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el estándar de comunicaciones móviles 5G, que es un requisito previo para la conducción autónoma. La líder alemana, uno de los políticos más respetados de la historia democrática europea, quiere campeones europeos y por tanto una ley de competencia diferente, algo que su colega Emmanuel Macron ya exigía en su carta a los ciudadanos europeos. Merkel demanda en su discurso más cooperación industrial entre los países de la UE.

UNA EUROPA LÍDER ECONÓMICAMENTE EN EL MUNDO

Pero los dos países líderes y fundadores de la UE, Alemania y Francia, al pensar en campeones europeos, piensan sobre todo en sus propias empresas. Macron lo ha escrito hace poco en su “carta de reyes magos” europea: “¿Qué poder en el mundo se necesita para continuar el comercio con aquellos que no cumplen con sus reglas? No podemos aceptar todo sin reaccionar. Necesitamos reformar nuestra política de competencia, reorientar nuestra política comercial. Castigar o prohibir a las empresas en Europa que socavan nuestros intereses estratégicos y nuestros valores fundamentales, como los estándares ambientales, la protección de datos y la tributación adecuada; y en industrias estratégicas y compras públicas, favoreciendo a las empresas europeas como lo hacen nuestros competidores en los Estados Unidos y China”.

Viendo la intervención americana en su economía, en Europa también se pierden los escrúpulos al influir en decisiones, como la supervisión bancaria o la competencia. Merkel interviene en una posible fusión de Commerz y Deutsche y el lobbying del gobierno alemán para poder hacer realidad de la fusión de Siemens y Alstom en la Comisión Europea ha sido bastante grande, según el periódico alemán Handelsblatt. Queda pendiente también la aprobación de la alianza de acero entre Tata y ThyssenKrupp – un paso muy importante para la supervivencia de este grupo de industria tradicional.

TIEMPOS ECONÓMICAMENTE DIFÍCILES PARA MERKEL Y PARA EUROPA

A pesar de las cuatro charlas que tuvo Merkel con la responsable de competencia Margrethe Vestager a propósito de Siemens y Alstom, no han podido hacer cambiar de opinión a la comisaria. Este gigante por el momento no se va a crear. Merkel, de la que dicen sus oponentes en Alemania que no ha hecho lo suficiente para posicionar su país como referencia en nuevas tecnologías, indicó en la feria de Hanover, donde los robots son una parte importante de las exposiciones empresariales: "Una estrategia de inteligencia artificial de ayer no puede ser suficiente mañana." Y al mismo tiempo promete fomentar más IA, porque ella reconoce que su país no tenga “quizás todos los requisitos para poder competir” con países como EEUU, China o Japón en este sector. Hace poco, el gobierno alemán también ha anunciado que da ayudas a empresas nacionales que están investigando en el sector de baterías de alta capacidad y menos pesadas para los vehículos eléctricos.

Ella, que desde 2015 sobre todo se ha centrado en la política de inmigración atacada por ello dentro de su propio partido y por ser demasiado solidaria, reconoce ahora con vistas a la Industria 4.0: "Tenemos que actuar juntos como europeos para encontrar una posición común". Según ella, la Comisión Europea presentará propuestas este año sobre cómo responder a las distorsiones internacionales de la competencia, pero también a la economía digital. "Si continuamos como antes, eso no será suficiente", advierte la política que parece que ha aprendido de sus propios errores.

Sin embargo, en casa, Merkel enfrenta un tiempo difícil por la desaceleración de su economía después de 10 años de crecimiento. El lobby del acero y del metal “Gesamtmetall” la criticó duramente al comienzo de la feria por la actual crisis económica en el sector de automóvil y también bancario, dijo el presidente de la asociación, Rainer Dulger. Y el lobby de la industria de máquinas VDMA reconoce que en lugar de un 2% solamente va a crecer este año un 1%: “La razón son las disputas comerciales ardientes entre los grandes bloques económicos del mundo”, dice su presidente Carl Martin Welcker