lunes, 17 junio 2019
ZONA PREMIUM
Europa

China presiona a Boeing: tres aerolíneas piden compensación

China está aumentando la presión sobre Boeing para compensar el tiempo que ha dejado en tierra sus 737 Max y su papel en la aprobación de cambios en los aviones después de los dos accidentes aéreos fatales.

25 de mayo de 2019. 00:00h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Image

Las tres principales operadoras estatales chinas, Air China, China Southern Airlines y China Eastern Airlines han comunicado a Boeing que quieren una compensación económica por el tiempo que sus aviones no han podido realizar operaciones desde marzo. El gigante asiático fue uno de los primeros países en dejar en tierra el 737 Max después de los accidentes mortales en Indonesia y Etiopía que acabaron con la vida de un total de 346 personas. El último siniestro fue el del vuelo operado por Ethiopian Airlines que se estrelló poco después de despegar de Adis Abeba el 10 de marzo y en el cual murieron 8 chinos.

“Para reanudar el funcionamiento de los aviones 737 Max 8, tenemos que garantizar la seguridad absoluta de las aeronaves”, dijo Xu Chaoqun, funcionario de la Administración de Aviación Civil de China (CAAC).

“La conexión a tierra de los aviones Boeing 737 Max 8 ha provocado grandes pérdidas para la compañía, y esas pérdidas aún se están expandiendo”, dijo en un comunicado China Eastern Airlines.

Por su parte, China Southern Airlines solicitó una negociación con Boeing sobre el plan de compensación lo antes posible después de que el 11 de marzo suspendiera los vuelos comerciales de sus 24 aviones 737 Max.

China Southern quiere una indemnización por la interrupción debido a que no puede usar sus 737 aviones Max, según explicó un empleado de la compañía aérea.

Hasta los medios nacionales, como el periódico Global Times, afines al Partido Comunista, han publicado que se debe “usar el castigo y decirles a los estadounidenses que su práctica de usar la ocultación y el fraude para obtener beneficios de otros, mientras se benefician a sí mismos, es injusta”.

El mes pasado, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos invitó a China a revisar la seguridad del avión Boeing 737 Max. Los investigadores habían sugerido que un sistema de control de vuelo era el culpable de los dos choques de los 737 Max. El país asiático se unió a la investigación junto a otros 8 países o uniones de estados (Australia, Brasil, Canadá, la Unión Europea, Japón, Indonesia, Singapur y los Emiratos Árabes Unidos) en un panel de revisión liderado por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA).

Pekín desea examinar él mismo y aprobar cualquier cambio en los aviones en vez de confiar en Boeing o la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos.

Las 3 aerolíneas demandantes también han solicitado pagos a Boeing debido a los retrasos en la entrega de los aviones nuevos pedidos antes del accidente al fabricante de aviones comerciales con sede en Estados Unidos.

China es, junto con América del Norte y Europa, uno de los mercados más grandes para aviones de línea de pasajeros. Los operadores chinos poseen un total de 96.737 aviones Max 8, de los cuales 14 pertenecen a China Eastern Airlines y 15 a Air China, según la agencia estatal de noticias Xinhua, citando datos de la Administración de Aviación Civil de China (CAAC).

China Southern es la aerolínea más grande de Asia por tamaño de flota, China Eastern es el número dos del país, mientras que Air China es la aerolínea de bandera estatal.

Según las estimaciones de Boeing, las aerolíneas chinas comprarán 7.700 aviones comerciales en las próximas dos décadas. Aún así, un fabricante estatal chino ya está desarrollando un competidor asiático para el 737 Max de Boeing y el A320 de Airbus.

El momento en el que los Boeing 737 Max vuelvan a sobrevolar espacio aéreo estadounidense podría estar más cerca de lo que parece. Representantes de la FAA dijeron a miembros de la agencia de aviación de Naciones Unidas que esperaban la aprobación de los 737 MAX de Boeing Co para volar en Estados Unidos a finales de junio. No está tan claro cuándo ocurrirá lo mismo en otros países. Canadá y Europa han comunicado que solo bajo sus propios términos ese modelo de Boeing volvería a estar activo en sus territorios.