europa

El creciente éxito de Passivhaus en España

En un escenario de precios energéticos en alza, el sistema de una vivienda 0 emisiones atrae a los españoles

05 DE agosto DE 2022. 08:00H Stefanie Claudia Müller

Passivhaus energia solar España dirigentes digital.

Iñaki Alonso ha tenido que esperar décadas para poder cumplir su sueño. Con 'Entrepatios', el arquitecto español pudo al fin en 2020 crear con unos amigos el primer edificio de Passivhaus en Madrid: “Hace ahora un año y medio que Entrepatios está funcionado. Es un Co-living ubicado en Usera con placas solares en el tejado”. Aunque en España ha llegado ahora, la idea del ahorro energético en la construcción no es algo nuevo. Ya en 1994 se fundó en Alemania el “Passivhaus Institut”, que coordina todo lo referente a la documentación técnica de una casa ecológicamente sostenible, algo que ya se tiene en cuenta en el Norte de Europa desde hace muchas décadas debido a que sus inviernos son mucho más fríos. 

Las familias, parejas y solteros que viven en 'Entrepatios' no solamente comparten gastos y lavadoras como socios de una cooperativa, sino que se centran en aprovechar las infraestructuras comunes ideadas para compartir su vida. Así, el edificio de 17 pisos está construido de tal manera que los niños pueden jugar juntos en el patio sin tener que ser vigilados y también hay una terraza en el tejado para reunir a los vecinos. Además, el socio de esta cooperativa tiene derecho de uso para cubrir una necesidad básica como es la vivienda, pero no puede venderla o alquilarla para su propio beneficio. De este modo, el coste que cada uno paga mensualmente está destinado a cubrir gastos y es un tercio más bajo que el alquiler promedio de esta zona. 

El sol se convierte en un factor económico y en una oportunidad para España

Ahora mismo España atraviesa un momento de gran crecimiento del autoconsumo eléctrico, lo que estimula también el sistema de Passivhaus en la nueva construcción. Alonso ya tiene más proyectos en marcha que funcionan ya sin cooperativa porque a la hora de vender una casa bien aislada, poder presentar ahorros energéticos es una clara ventaja para el futuro comprador. Y lo mismo pasa cuando se alquila. 

Sin embargo, es extraño que a pesar de que España cuenta con 3.000 horas de sol al año y una densidad de población tan baja, haya tardado tanto en apuntarse al autoconsumo solar. Por su parte, desde el año 2010 los edificios públicos tienen que seguir una legislación europea que sí lo exige. “Para el hogar, el boom ha llegado ahora que la gente tiene la guerra en Ucrania y todas sus consecuencias sobre la mesa y está ya experimentando el cambio climático muy de cerca este verano”, dice Alonso. 

Para las empresas de instalación de sistemas fotovoltaicos, el autoconsumo es un negocio que solamente es posible gracias al cambio que el Gobierno llevó a cabo en 2018. Pedro Sánchez quitó el impuesto al sol y, un año más tarde, introdujo un reglamento que, a diferencia de Alemania, posibilita descuentos en la factura de la luz, pero no considera la figura del productor energético como un negocio de lucro. Así, también se intentaba evitar la feroz especulación en el sector antes de la crisis financiera.

No obstante, ahora el escenario es muy diferente y España sufre menos que Alemania los retrasos en las instalaciones de tejados solares. Como dato, en el año 2021 se instalaron 1151MW de potencia en instalaciones de autoconsumo, lo que supone un incremento del 85% respecto al año anterior. “Es un gran impulso también para las Pymes en el sector de la instalación”, explica Paula Santos, de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

El arquitecto, Iñaki Alonso

El negocio Passivhaus para los alemanes

Para los alemanes, que siempre ponen las normas y luego crean los organismos para la certificación, supone un negocio muy importante desde TÜV a Demeter. Además, se han creado empresas como la de fabricación de las ventanas de Kömmerling que aprovechan esta onda. “Por el momento, en 'Entrepatios' hemos decidido no pagar la certificación Passivhaus porque no nos aporta nada. El edificio y los pisos no se pueden vender”, comenta Alonso. Según los datos disponibles en la asociación PEP -Plataforma de Edificación Passivhaus-, existen solamente 190 proyectos de este tipo. 

Para estimular este segmento y así el ahorro energético, la CNMC ha facilitado que ahora empresas, organismos y hogares puedan establecerse como productores de energía o, por lo menos tener placas, sin estar conectado a la red. Así se permite que la contratación del autoconsumo (en baja tensión) se realice mediante el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) que se presenta a la Comunidad o Ciudad Autónoma para ser diligenciado o con la interacción directa entre comercializador y distribuidor.

Para Ismael Morales de la Fundación Renovables España se trata, claramente, de un triunfo en la situación actual: “Con la cantidad de conocimiento, terreno y horas de sol que tenemos, se puede esperar un crecimiento largo en fotovoltaica”. Morales espera también que en el marco de los fondos de Next Generation EU se cree una producción propia de placas solares en España: “Es necesario ser un poco menos dependientes de China”.

Noticia actualizada: 05-08-2022 08:17

Artículos relacionados

Esta es la letra pequeña de los nuevos impuestos a bancos y energéticas
Sangría en Bolsa tras el anuncio de los ‘impuestos temporales’ de Sánchez a la banca y las eléctricas
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"