europa

El reto de que el maná europeo llegue a tiempo a las empresas

Desde diferentes ámbitos se señalan las trabas burocráticas que pueden impedir una absorción óptima de los fondos europeos

16 DE diciembre DE 2020. 08:48H Mario Talavera

d9f47bb731936a9cfe91d966580e8661.jpg

España dispondrá de 60.000 millones de euros desde 2021 hasta 2023 para repartirlos en proyectos productivos y generadores de riqueza. Este dinero inesperado representa una "oportunidad histórica para transformar las economías" de España y Europa, tal y como lo define Paz Guzmán, economista de la representación de la Comisión Europea en España.

Un evento organizado por la Cámara de Comercio hispano sueca ha servido para que varias instancias económicas pongan sobre la mesa sus impresiones acerca de los fondos europeos que impulsarán la recuperación en el continente. El embajador de España en Suecia, Teppo Tauriainen, recuerda que la situación "sigue siendo difícil en muchos países de Europa", si bien los fondos europeos son "una muy buena plataforma para enfrentar los desafíos económicos".

En particular, el embajador sueco recalca que estos fondos irán a parar a países como España, uno de los más afectados por la pandemia. No obstante, también tienen el fin de equilibrar el "déficit de inversiones productivas en Europa", de modo que las inversiones se beneficiarán de estos desembolsos: "Podemos esperar un aumento de inversiones importante en los próximos años".

En el caso de Suecia, su embajador se muestra contento de que "se hayan puesto la digitalización y la sostenibilidad como focos de la recuperación", un propósito que España también comparte. En ese sentido, Tauriainen cree surgirán oportunidades de negocio de los esfuerzos que se realicen en este momento.

Por su parte, Raül Blanco, secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, especifica que hasta 2023, los fondos que recibirá España serán en forma de transferencias. Eso supone que se consumirán algo menos de los 60.000 millones de los 72.700 millones de euros en subvenciones directas y que restarán 13.000 millones en financiación no reembolsable y otros 67.000 millones en créditos. Blanco asegura que en esta fase, la mayoría de las concesiones se van a aplicar como subvenciones.

A España, además se le exigirán unas cuantas reformas que mejoren su situación financiera general. Entre ellas, se encuentran modificaciones en la actual reforma laboral, resolver la fragmentación regulatoria y reformar el sistema de pensiones para asegurar su sostenibilidad. Guzmán afirma que "los contactos van por buen camino", de modo que España, a priori, cumpliría con los requisitos que exige la Comisión Europea para recibir los fondos, si bien se comprobará cada seis meses si el dinero se está aplicando en las materias que indica Bruselas.

No obstante, este es uno de los asuntos que preocupan a las empresas. José Alberto González-Ruiz, secretario general de CEOE, recuerda que los fondos "no van a poderse canalizar si no se modifican una serie de leyes", en referencia a los mecanismos actuales para participar en licitaciones y recibir subvenciones. En su opinión, reducir las trabas para acceder a estas convocatorias puede "acelerar el traspaso de fondos".

Por el momento, CEOE ha puesto en marcha una plataforma CEOEXEuropa que tiene como finalidad proporcionar la información necesaria a pymes y autónomos. Asimismo, la patronal colabora con el Gobierno en la elección de los proyectos a los que se dedicarán las ayudas, y ya ha propuesto hasta 400 proyectos específicos.

Sin embargo, González-Ruiz cree que en el momento actual los mercados están "anestesiados" por los estímulos que está llevando a cabo el BCE y que favorecen especialmente a España, cuyo endeudamiento se está elevando a consecuencia de la crisis. En ese sentido, defiende que algunos países como Alemania están utilizando las ayudas públicas para fortalecer a sus empresas. En opinión de CEOE, esto supone adulterar la competencia, una impresión que comparte el embajador sueco en España.


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"