domingo, 18 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Europa

El veganismo tiene mucho recorrido en España

Lidl y Aldi ya son referencia en el cambio de la dieta. Mientras los españoles desafían todavía el veganismo, los supermercados alemanes ya se posicionan

27 de julio de 2019. 15:50h Stefanie Claudia Müller
  • El veganismo tiene mucho recorrido en España

Con productos animales tan ricos como el embutido, pescado gallego o la carne ibérica es difícil que los españoles se convierten masivamente vegetarianos. Por el momento solamente lo son un 10% según un estudio de la consultora Lantern. Aunque un 35% dice que ha reducido su consumo de carne roja en 2018. Así cada vez más pertenecen a la sección de los “flexitarianos”, los que buscan mantener una alimentación más sostenible, pasando por consumir menos alimentos de origen animal. Entre los supermercados que rápidamente han descubierto este nicho de mercado están Lidl y Aldi.

Lidl ha comenzado a ofrecer la primera tortilla vegana en España y también ofrece igual como Aldi helado vegano entre muchos otros productos. Los dos supermercados tienen desde hace mucho tiempo ya una amplia oferta de productos ecológicos, la mayoría producidos en España.

A nivel nacional, la venta de productos veganos es más lenta y así la oferta es todavía escasa comparada con Alemania o EEUU. Esto también es debido al hecho que según la encuesta de Lidl, el 65% de los españoles cree que la dieta vegana no es más sana. La dieta mediterránea que incluye carne y pescado, queso, yogures y leche está todavía muy presente en los hogares españoles como garantía de salud. Pero los jóvenes españoles ya cambian el chip y su voluntad de ser más ecológicos promete un crecimiento enorme en el segmento vegano. Pero la fabricación de productos veganos exige mayor rigor, no deben contener huevo, leche, miel, lana, baba de caracol, ni ningún otro subproducto proveniente de los animales. Además, ni el producto final ni sus ingredientes pueden haber sido testeado en animales.

EL MARKETING EN LOS CERTIFICADOS

Para todos los fabricantes que se metan ahora en este negocio floreciente es muy importante tener el sello europeo que certifique que un producto es 100% vegano o vegetariano. Aunque los veganos siempre suelen leer los ingredientes en los productos, el “V” de vegano que en España es distribuido por la Unión Vegetariana Española. Es una marca registrada que debe garantizar al consumidor que el producto es vegano o vegetariano. Para Ana Sofie Bernat de 16 años, considera que si bien se trata de una estrategia de marketing, en un supermercado ayuda a identificar rápidamente este tipo de productos. Pese a ello, duda de si se siguen todos los procesos vinculados a este certificado. "No creo que siempre se hacen todos los controles que dicen”, añade.

La etiqueta para veganos ya está siendo usada por más de 1000 productores de alimentos que tienen que testear que no usan ningún ingrediente de origen animal, incluyendo el producto final y los procesos. Así salen al mercado cada vez más hamburguesas y salchichas veganas, igual como tartas y gominolas que llevan el “V” de vegano, “pero en España sigue siendo poco”, se queja la joven vegana Bernat que acaba de estar en Copenhague donde la población está mucho más concienciada.

Sin embargo, la etiqueta para comida vegetariana que fue adoptada en 1985, está ya en más de 16 países europeos dónde los grupos vegetarianos nacionales la administran. El sello vegano se usa también en el sector de moda y cosmética entre otros. Existe por ejemplo calzado vegano: “Esto claramente es marketing, porque todo el mundo puede ver si un zapato es de cuero o no. Por lo contrario, el hecho de que la gente lo use más ayuda a concienciar a más personas”, opina Bernat. Fuera de Europa hay un poco de lío con los certificados, porque en EEUU hay otra etiqueta para productos veganos y en América Latina también.

LA AGRICULTURA TIENE QUE ADAPTARSE RÁPIDAMENTE A LOS NUEVOS CAMBIOS

Pero a pesar de este problema de etiquetado, la demanda creciente en verduras, frutas y hortalizas gracias al boom mundial de la alimentación vegana y vegetariana hace que también la agricultura viva muchos cambios al menos en la producción de vegetales. El producto estrella actual son los guisantes cuyos precios se han casi doblado en un año, según Bloomberg. El cultivo de soja y maíz sigue en expansión ya desde muchos años lo que produce también polémica porque, por ejemplo, en Brasil se quita bosque para poder cultivarlo. A las empresas “Beyond Meat“ que ya existe desde 2009 y "Impossible Foods“ les importa probablemente poco esto y para los veganos este argumento es inválido, pues, la cantidad de terreno que se usa para la ganadería y para alimentarla es mayor a la que se utilizaría si solo se comiesen plantas.

De todos modos, estas dos compañías mencionadas son los mayores actores por el momento en lanzar productos innovadores para veganos. Sirven también a las cadenas de Fast Food como Burger King que se han dado cuenta de que este tipo de productos son un buen negocio, porque sus márgenes son más grandes. Además, sirven para lavar la imagen de que el Fast Food no es sano. A todos los actores del mundo de alimentación les impresiona el éxito de empresas como “Beyond Meat” que intentan innovar toda nuestra alimentación con carne basada en vegetales. Aunque Beatriz Beltrán, especialista en Nutrición y Dietética lo califica como “tendencia de última hora”, el movimiento vegano es ya un negocio seguro para el mercado bursátil. “Beyond Meat”, que tiene celebridades como el cofundador de Microsoft Bill Gates o la estrella de Hollywood Leonardo DiCaprio como inversores a bordo, salió a bolsa en mayo de este año y ya ha multiplicado en este tiempo su valor por seis.