miércoles, 21 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Elecciones europeas: la gobernabilidad de la UE es una incógnita

Con los resultados actuales, los dos principales partidos no podrían reeditar la 'Gran coalición' de las últimas elecciones

27 de mayo de 2019. 10:06h Mario Talavera
  • Image
    Candidatos a presidir la Comisión Europea en el debate del pasado 15 de mayo en el Parlamento / Foto: Parlamento Europeo

Los resultados de las elecciones europeas han dejado satisfechos a los grandes grupos políticos europeos, sobre todo teniendo en cuenta que las expectativas eran peores. Aun así, el descenso de la representación de los dos principales grupos europeos deja en el aire el relevo de Jean-Claude Juncker en la presidencia de la Comisión Europea.

Mientras que en las elecciones de 2014 el Partido Popular Europeo obtuvo el 29,4% de los votos, con 221 escaños, en estas la representación es sensiblemente menor, con el 23,8% de los votos y 179 representantes. Por su parte, el Partido Socialista Europeo sufre un descenso de 41 europarlamentarios, al obtener 150 y el 20% de los votos.

Lo que significan estos datos es que la alianza que protagonizaron estos dos partidos para alcanzar la mayoría absoluta ya no existe. De un total de 751 escaños y una mayoría absoluta de 376, populares y socialistas alcanzaban 412 eurodiputados, frente a los 329 de estas elecciones europeas.

Hay que recordar que la presidencia de la Comisión Europea la decide el Parlamento a propuesta del Consejo Europeo, que fue lo que había permitido a Juncker (candidato de los populares europeos) situarse como máximo dirigente del ejecutivo comunitario, gracias al apoyo de los dos partidos mayoritarios. En este caso, serían necesarias otras alianzas, como la del partido liderado por la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, que les con 436 escaños de los 376 necesarios. Así, destacan la entrada de los 107 eurodiputadosde la Alianza de los Demócratas, así como de de Los Verdes, que obtuvieron 70 parlamentarios.

Desacuerdo en el Consejo Europeo

Los 28 miembros a través de sus jefes de gobierno -si se cuenta a Reino Unido- serán quien propongan a uno de los cabeza de lista de los principales partidos europeos. Si se hubiera repetido el resultado de las anteriores elecciones, lo previsible habría sido la propuesta del socialista Frans Timmermans de modo que hubiera un cambio a la cabeza del ejecutivo europeo.

Elecciones europeas: la gobernabilidad de la UE es una incógnita

No obstante, dada la mayoría del Partido Popular Europeo liderado por Manfred Weber, se puede esperar que sea el candidato alemán quien sea propuesto para dirigir la Comisión Europea. En todo caso, hay que precisar que son los 28 líderes europeos, es decir, Merkel, Macron, Conte, Sánchez y el resto de socios quienes eligen por unanimidad al candidato que votará el Parlamento.

Teniendo en cuenta la fragmentación política y el desacuerdo reinante en el continente es posible que se recurra a otros candidatos. En principio el sistema político europeo prevé de facto que sean los cabezas de lista o 'Spitzenkandidaten' quienes sean promovidos para presidir la Comisión, aunque no se dice así explícitamente en la normativa comunitaria, por lo que no se puede descartar que se elija a otras personalidades.

Además, puesto que se necesita la unanimidad de todos los miembros del Consejo Europeo, no se puede obviar la posibilidad de que el Reino Unido, envuelto en una situación incierta con la dimisión de Thersa May, bloquee la elección de un candidato.