europa

España sigue siendo el brazo de producción automovilística de Alemania

Para España, el plan de una gigafactory de VW en Sagunta es un enorme avance para reducir su dependencia del turismo. Por parte de los alemanes se espera que con este 'hub' eléctrico y las sinergias, Seat por fin sea rentable a largo plazo

11 DE abril DE 2022. 08:30H Stefanie Claudia Müller

El Grupo Volkswagen ha perdido mucho prestigio en los últimos años debido a la elección de algunos ejecutivos de alto nivel poco éticos. Varios juicios están todavía en curso, no solamente por el Dieselgate. Según la opinión de algunos expertos del sector, en Hannover, al igual que en Navarra, se ha establecido en la última década una cultura del silencio sobre ciertas prácticas poco éticas y transparentes. Es un mal de toda la industria que, además, es conocida por sus cuestionables condiciones con sus proveedores.

“Emilio Sáenz es uno de estos hombres poco éticos de la industria”, dice su exescolta Héctor Deza a DIRIGENTES. El expresidente usó en varias ocasiones sus contactos en la empresa para obtener ventajas materiales para su familia: “Ha mezclado lo privado con lo profesional”, comenta Deza, quien cree haber conseguido con su denuncia interna sobre estos hechos que su antiguo jefe fuera por fin despedido el verano pasado. Y añade: “Me molesta que nunca se haya dicho abiertamente por parte de VW por qué tenía que irse y, después, cuando este decidió meter a la empresa en un juico por dicho despedido, se le dio dinero para tapar todo lo ocurrido”.

La inversión industrial más grande de la historia de España 

De todos modos, uno de los fabricantes de coches más grande del mundo representa para España una enorme oportunidad para la economía nacional que atraviesa un momento difícil. La planta de baterías prevista en Sagunt (Valencia) es una de las seis que VW pondrá en funcionamiento en Europa. La inversión de más de 7.000 millones de euros y la creación de 3.000 puestos de trabajo en el marco de los Next Generation Fonds forma también parte de la estrategia del Gobierno alemán de producir gran parte del hidrógeno verde que necesitará en un futuro en España.

“Este proyecto es para toda Europa”, declara Thomas Schmall, presidente del Consejo de Administración de Seat y que, gracias a esta evolución, podría convertirse en unos de los jugadores más grandes de este segmento si todo evoluciona como está programado y salen los primeros seats eléctricos al mercado en 2025. “En Valencia, fabricaremos nada menos que la próxima generación de células: una fábrica estandarizada que producirá la innovadora célula unificada de Volkswagen y se abastecerá de energía renovable, lo que permitirá una producción de baterías sostenible. La planta también creará un fuerte efecto de arrastre a lo largo de toda la cadena de valor de las baterías en España y más allá del país”, explica Schmall con cierto orgullo.

Todo gira alrededor de los Next Generation Funds

En este marco, Seat, que necesita urgentemente buenas noticias después de otro año de pérdidas, será el hub de innovación de nuevos modelos eléctricos a buen precio del grupo Volkswagen. Las pérdidas de la filial en Barcelona alcanzaron el pasado año 256 millones de euros, un 32% más que en 2020. Como parte de este nuevo destino supuestamente verde de VW y Seat en España, se ha inaugurado el Test Center Energy (TCE), en Barcelona, con una inversión de siete millones de euros. Con más de 1.500 metros cuadrados, se realizarán ensayos de rendimiento a sistemas de energía para los coches híbridos y eléctricos que en un futuro lance la compañía.

De esta manera, los alemanes quieren convertir España en lo que ha hecho Tesla con Alemania con su Gigafactory en Brandenburgo. Pero el whistleblower Deza cree también que todos estos grandes planes hacen olvidar casos como el “cese oscuro” de Emilio Sáenz: “Debería estar en la cárcel”. De todos modos, el nombramiento de Markus Haupt como nuevo presidente de la fábrica de VW en Navarra, un ex alto cargo de Seat, será el inicio de una todavía más estrecha cooperación entre las dos empresas y garantizará así que se aprovechen las sinergias.


Más información:

El nuevo estatus del Sahara Occidental y su importancia para Europa

Nueva propuesta europea: compra centralizada de gas

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"