martes, 23 julio 2019
ZONA PREMIUM
Europa

¿Hay burbuja de coworking en España? Comienza la internacionalización

DIRIGENTES habla con Antonio González, CEO de Impact Hub, una red internacional para conectar emprendedores.

18 de junio de 2019. 16:55h Stefanie Claudia Müller
  • Víctor Luengo

Hace 5 años todavía era algo raro en España trabajar en una oficina compartida, ahora es 'cool'. Compartir espacio entre pequeñas startups es algo habitual en países como Alemania y Reino Unido desde hace 25 años, mientras en España ha sido una vía de escape para muchos edificios, oficinas y pisos después del estallido de la burbuja inmobiliaria. Hoy el coworking es otro resultado positivo de la crisis financiera y económica en España: el emprendemiento ya es una alternativa al paro. DIRIGENTES habla con Antonio González, CEO de Impact Hub, que ofrece una red de espacios en todo el mundo para emprendedores con vocacion internacional y social.

¿Por qué se eligió el nombre de Impact Hub?

En 2007 un grupo de emprendedores impulsó la creación en Madrid de un espacio de trabajo compartido, que promoviera la innovación social. Este primer coworking nació con el nombre de “Hub”, en un antiguo garaje de la calle Gobernador, en el centro de Madrid y fue pionero en España al promover los ecosistemas de impacto positivo. En 2010 pasó a formar parte de una red internacional de hubs que aglutinaba a gente apasionada por construir un mundo radicalmente diferente.

En 2013, esta red ya existente y cada vez más empoderada reforzó su enfoque hacia una innovación orientada a objetivos y, a la vez, eligió un nombre más adecuado: Impact Hub. A día de hoy Impact Hub es la mayor red global de comunidades de emprendimiento con impacto e innovación, con 16.000 miembros y con presencia en más de 50 países de todo el mundo. A través de sus espacios de coworking y eventos, Impact Hub inspira, conecta y hace posible que personas, empresas y organizaciones generen impacto positivo a través de su actividad profesional.

¿Estamos viviendo una burbuja de espacios dedicados al coworking?

Es cierto que el coworking está de moda y ya hay diferentes players que ofrecen un servicio al que ponen este nombre: desde centros de negocio hasta inmobiliarias. En España el interés por los espacios de trabajo flexible se ha disparado en los últimos años, pero creemos que todavía le queda mucho crecimiento. Yo no hablaría tanto de burbuja: se trata de un sector en proceso de transformación.

¿Qué parte de este negocio es sobre todo inmobiliario?

Creo que en estos momentos se ha producido una convergencia de dos modelos: el modelo tradicional de alquiler de oficinas, más inmobiliario y menos de servicio; y el modelo de coworking, que transforma el uso de las oficinas en un servicio con capas de valor adicionales.

El sector inmobiliario ha visto en el fenómeno del coworking una oportunidad para redefinir el alquiler de oficinas y sin duda la entrada de los grandes actores inmobiliarios ha contribuido a acelerar el proceso de transformación del sector. El “real estate as a service” (sector inmobiliario como servicio) -que, sin duda, se desarrollará en los próximos años- requiere de gran escala y se orienta a maximizar el ingreso por metro cuadrado.

En nuestro caso, siendo conscientes del componente inmobiliario que hay que gestionar, ponemos el acento en el desarrollo de la comunidad, de servicios, contenidos y proyectos en el ámbito de la innovación y el impacto. Nuestro negocio es el de generar espacios de trabajo colaborativo para acoger a profesionales, empresas y organizaciones de distintos sectores y tamaños que quieren generar un impacto positivo con su actividad.

¿Cómo es el ecosistema español de emprendimiento?

Sin duda hay un proceso de mejora. El ritmo de implantación e incorporación de metodologías de innovación abierta, desarrollo de nuevas competencias y de programas corporativos de transformación digital ha sido vertiginoso en apenas unos años. Pero también se ha producido mucha ineficiencia en esos procesos.

Podríamos decir que es un ecosistema en formación, aún inmaduro, en época preadolescente. En los últimos años, el peso del desarrollo y crecimiento ha estado en los emprendedores, en los business angels e inversores, y en las incubadoras y facilitadores. Y el ecosistema ha ido creciendo y formándose... El mundo empresarial y corporativo de manera más reciente se ha incorporado activamente con su gran capacidad de influencia y de recursos pero desarrollando enfoques más de intraemprendimiento o de entornos cautivos.

En esta próxima etapa es importante que los grandes actores institucionales puedan apostar por construir estrategias de colaboración y alineación de recursos para impulsar el emprendimiento. Si queremos que el preadolescente alcance una madurez productiva y capaz, necesitamos la implicación de los grandes actores y diseñar estrategias de colaboración y alineación entre actores.

¿Qué servicios ofrecéis a los emprendedores?

En primer lugar, una amplia oferta de contenidos y servicios orientados a ofrecer inspiración, herramientas y relaciones a nuestra comunidad. En segundo lugar, una personalización y cercanía en el acompañamiento, dinamización y soporte de los miembros de nuestra comunidad. Para impulsar esa implicación de la comunidad, nuestros espacios han sido pensados de tal manera que consiguen hacerte sentir como en tu propia casa, como algo propio, con recursos de los que puedes disponer y adaptar a tu gusto.

Y, por último, como indica nuestro claim “Where change goes to work”, queremos contribuir a crear un mundo más sostenible, más responsable y consciente con el futuro que estamos creando.

¿Hay programas específicos para apoyar a las mujeres?

En Impact Hub impulsamos desde el año pasado junto a Coca-Cola la iniciativa GIRA Mujeres Weekend. Se trata de una formación intensiva para la capacitación personal y profesional, dirigida tanto a mujeres que quieren acceder al mercado laboral, como a las que desean hacer realidad su idea de negocio. Se realiza en un fin de semana y es gratuita. Acceder a estas sesiones facilita, por un lado, el empoderamiento de las personas para tener confianza en sus posibilidades gracias al conocimiento y herramientas que se comparten y, por otro, conocer a muchas otras mujeres que están viviendo una situación parecida y establecer redes, que se traducen en impulso para sus proyectos y oportunidades laborales o de negocio.

¿Con qué tipo de instalaciones y servicios cuenta Impact Hub Madrid?

Contamos con cinco espacios en el centro de Madrid que suman más de 9.000 m2 dedicados a ofrecer soluciones de trabajo flexible y colaborativo, bien sea en oficinas cerradas, puestos fijos o zonas de trabajo compartido. Además, en nuestro caso facilitamos acceso a una red internacional formada por 16.000 profesionales de más de 100 Impact Hubs situados en 50 países distintos.

Al formar parte de la comunidad Impact Hub accedes a una serie de servicios tangibles, que son los comunes a cualquier centro de coworking o de oficinas (wifi 24h, poder imprimir, contar con una recepción o con salas para mantener reuniones).

¿Qué le falta a España para ser un "start up nation"?

Es importante hacer autocrítica sobre la innovación en “silos” y sobre la innovación “por decreto”... La innovación se sustenta en la colaboración y en la diversidad. Generar el entorno y las relaciones adecuadas, desarrollar y fortalecer el ecosistema necesario, nos puede permitir dar un salto significativo.

La realidad es que existe un tejido muy activo de emprendedores, inversores y de proyectos de innovación abierta... Pero sin duda falta una planificación y coordinación de estos esfuerzos, falta una estrategia y una visión global e integradora de los diferentes actores. También una apuesta decidida por impulsar y apoyar las inversiones en I+D+i. Y, por último, una renovación de las estructuras universitarias que se orienten radicalmente hacia una apuesta por la innovación, las nuevas competencias y la interacción con el mundo empresarial y social.

Tenemos una oportunidad de generar una estrategia de innovación diferencial como país, liderando la innovación de impacto, enfocando a las startups hacia la Agenda 2030, y hacia la solución de los grandes problemas sociales del próximo futuro. Posiblemente sea un error intentar generar nuevos “Sillicon Valley” centrados fundamentalmente en el desarrollo digital. Ya estamos en un momento en el que lo digital debe orientarse hacia propósitos de transformación social alineados con la Agenda 2030.

¿Hay alianzas entre las ciudades españolas en temas de emprendimiento?

Tengo la sensación de que hay más competencia que alianza o colaboración. Y creo que, sin duda, tenemos una enorme oportunidad si somos capaces de corregir esto y podemos construir una estrategia de país multinodal con participación de las diferentes ciudades que están apostando por el ámbito de la innovación, del emprendimiento, de la transformación digital, de la economía del impacto...