martes, 23 abril 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Las ganancias de Daimler caen y reduce el dividendo

El grupo de automoción sufre en un año “lleno de fuertes vientos en contra”

06 de febrero de 2019. 10:34h Mario Talavera
  • Image

El mercado automovilístico vive momentos tensos. Si a los cierres de fábricas y a los escándalos por malversación de fondos se une que Daimler se escuda en que “2018 fue un año de fuertes vientos en contra”, la situación se explica por sí sola. Incluso el dividendo propuesto por la matriz de Mercedes se reduce desde los 3,65 euros del año pasado hasta los 3,25 euros.

Los resultados de Daimler son una muestra elocuente, a pesar de que Bodo Uebber, miembro del consejo de administración, considere que “Daimler sigue teniendo una alta liquidez neta y un balance sólido”. En todo caso, el beneficio neto de 2018 se redujo en tres mil millones de euros, desde los 10.600 de 2017 hasta los 7.600 millones del año pasado (-28%).

Ese resultado también se refleja en los beneficios antes de impuestos, que cayeron desde los 14.300 millones de euros hasta los 11.100 millones. Aunque es una caída del 22%, son cifras que se siguen manteniendo a un “alto nivel”, como expresa la compañía.

Aun así, estas cifras contrastan con un aumento de las ventas, tanto contabilizando unidades vendidas como los propios ingresos. Así, el número de vehículos vendidos alcanzó los 3,4 millones, lo que representa un crecimiento del 2,4%. Por su parte, los ingresos se elevaron un 2%, hasta los 167.400 millones de euros.

El presidente del consejo de administración de Daimler, Dieter Zetsche, los resultados financieros son un reflejo de esos “vientos en contra”. Al igual que Uebber, cree que la rentabilidad del negocio es “un requisito previo para continuar invirtiendo en nuevas tecnologías y productos en el futuro”. Por su parte, Uebber afirma que sus proyectos de futuro se encuentran encaminados, aunque recalca la necesidad de mejorar la eficiencia del grupo.

Esa es una de las prioridades marcadas para este año, teniendo en cuenta que en 2019 se espera un “ligero crecimiento” tanto en número de ventas, en ingresos y en beneficios. En cuanto al mercado, ha acogido con pesimismo estas cifras. A primera hora, las acciones de Daimler caían más de un 2%.