domingo, 16 junio 2019
ZONA PREMIUM
Europa

May: "Un cambio de liderazgo pondría a nuestro país en riesgo"

Cerca de medio centenar de conservadores presentan una moción de no confianza contra la primera ministra

12 de diciembre de 2018. 10:39h Mario Talavera
  • May: "Un cambio de liderazgo pondría a nuestro país en riesgo"
    La primera ministra británica, Theresa May

Este miércoles se decide buena parte del futuro inmediato de Reino Unido, así como del proceso de salida de ese estado de la Unión Europea. Se vota la moción de no confianza de Theresa May, auspiciada por miembros del propio Partido Conservador. Si pierde la moción, saldrá automáticamente del número 10 de Downing Street.

48 representantes del Partido Conservador en el Parlamento han presentado sus respectivas cartas para que May deje el primer puesto ejecutivo británico. Este 15% de los representantes del partido en el congreso ha dado la espalda a su líder, como han hecho distintos dirigentes europeos tras una ronda relámpago de la premier británica con Angela Merkel (canciller alemana) o Donald Tusk (presidente del Consejo Europeo).

Ante la votación de esta tarde pueden darse distintos escenarios. En primer lugar, que May supere la moción con la suficiente fortaleza como para mantenerse un año más en el poder, tal y como establece la ley, que no permitiría una nueva moción hasta pasados doce meses. No obstante, la primera ministra tendría que enfrentar una votación con expectativas inciertas acerca del acuerdo del brexit, que ha aumentado la división en todo el país y hasta dentro de su propia organización política.

La segunda posibilidad es que May consiga la victoria por un margen estrecho. Eso podría suceder si consigue la mayoría en la votación pero no la mayoría absoluta, para la que necesitaría el voto de 158 de los 315 diputados. En ese caso, estaría obligada a dimitir.

La última posibilidad contempla la derrota de la primera ministra y su salida directa del gobierno. Si se da ese resultado, el Partido Conservador quedaría encargado de nombrar un nuevo líder que se mudaría a Downing Street. Recordemos que en Reino Unido no se vota al primer ministro, sino que es el partido más votado el que se encarga de elegir al líder del ejecutivo.

MAY ENFRENTARÁ LA MOCIÓN “CON TODO LO QUE TENGA”

Con ese panorama, May ha explicado esta mañana que va “a contrarrestar ese voto con todo lo que tenga”. Para ello ha suspendido, por motivos obvios, la reunión que iba a mantener esta tarde en Dublín con su homólogo irlandés, Michael Higgins.

Además, cree que la división que reina en su partido no ayudaría a la consumación del Brexit. “Semanas de lucha interna crearían más división justo en un momento en que debemos estar más juntos que nunca”, ha expresado May. “El único interés del pueblo británico es que hagamos el proceso de Brexit. Tienen que ser las prioridades del partido conservador”, recalca.

Asimismo, ha alertado ante la posibilidad de que se produzca un cambio en la cabeza del gobierno británico. “Un cambio de liderazgo del partido ahora pondría nuestro país en riesgo”, ha explicado May. Además, cree que la moción añade “el riesgo de dejar el liderazgo en manos de la oposición”.