jueves, 22 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Qualcomm, bajo lupa tras violar la ley antimonopolio de EEUU

La justicia estadounidense ha dictaminado que el fabricante de chips se ha saltado la ley antimonopolio del país después abusar con sus tarifas a las licencias de su tecnología durante un tiempo prolongado. La noticia ha hecho que las acciones de Qualcomm se desplomasen un 10,86% en Wall Street.

27 de mayo de 2019. 00:00h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Image

Qualcomm fabrica procesadores de teléfonos móviles y chips de módem, pero genera la mayoría de sus ganancias al otorgar licencias de su tecnología a los fabricantes de teléfonos móviles.

En concreto, y según ha dictaminado la jueza Lucy Koh, Qualcomm suprimió ilegalmente la competencia en el mercado de los chips de teléfonos inteligentes al amenazar con cortar los suministros y obtener así tarifas de licencia excesivas. “Las prácticas de licencias de Qualcomm han estrangulado a la competencia en los mercados de chips módem LTE premium y CDMA durante años, y han perjudicado a sus competidores, los fabricantes de equipos originales y los consumidores finales”, decía la sentencia.

Koh añadía que Qualcomm se involucró en una conducta anticompetitiva “extensa” dirigida a más de una docena de fabricantes de equipos originales, incluidos Apple, BlackBerry, Huawei, Lenovo, LG, Motorola, Samsung y Sony, a menudo cortando o amenazando con cortarles el suministro de chips o reteniendo la asistencia técnica de apoyo a dichas compañías.

La jueza también descubrió que Qualcomm sabía que sus prácticas de concesión de licencias perjudicaban a sus competidores “pero aún así continuaban con ellas”, a pesar de las investigaciones gubernamentales que ya estaban realizando sobre el fabricante de chips en China, Japón, Corea, Taiwán, la Unión Europea y Estados Unidos.

“Con prácticas que resultan en exclusividad y eliminan oportunidades para competir por el negocio de OEM (fabricar dispositivos a partir de componentes comprados en otras organizaciones), Qualcomm debilitaba a los rivales en todas las facetas”, escribió Lucy Koh.

La jueza añadió que Qualcomm debe licenciar sus patentes a fabricantes de chips rivales como MediaTek, y ordenó a la compañía con sede en San Diego que renegocie los acuerdos de licencia a precios razonables, sin amenazar con cortar los suministros. Además, exigió que se supervisen durante siete años dichos acuerdos para garantizar su cumplimiento.

Esta sentencia podría forzar a la compañía a revisar sus prácticas comerciales.

Se trata de una victoria para la Comisión Federal de Comercio de EE. UU. que acusó a Qualcomm en 2017 de violar la ley antimonopolio. “Los clientes y competidores de Qualcomm finalmente podrán negociar licencias sin la amenaza de que Qualcomm corte su suministro de chips”, explicó el comisionado de la Comisión Federal de Comercio (FTC), Rohit Chopra, en un comunicado.

Por su parte el vicepresidente ejecutivo y consejero general de Qualcomm, Don Rosenberg, declaró que están “totalmente en desacuerdo con las conclusiones de la jueza, su interpretación de los hechos y su aplicación de la ley” y que apelarán.

Guerra y conciliación con Apple

La sentencia se ha producido un mes después del acuerdo entre Qualcomm y Apple tras librar una larga batalla legal.

En 2017 Apple se personó contra Qualcomm e interpuso dos recursos en los que alegaba que el fabricante de chips había abusado de su posición dominante sobre los chips que son imprescindibles para conectar sus teléfonos móviles a internet.

Por su parte, Qualcomm presentó cargos contra Apple en septiembre del año pasado, acusándolo de violar seis de sus patentes, robar información confidencial y secretos comerciales con el fin de mejorar el rendimiento de los chips proporcionados por su rival Intel.

En abril de este año llegaban a acuerdo de conciliación que incluye una licencia de patente global y de chips por el que la compañía de Tim Cook usará solo los microchips de Qualcomm en sus iPhones, desplazando así a Intel. Apple pagó al menos 4.500 millones a Qualcomm para tener a tiempo los chips para su nuevo iPhone con tecnología 5G. Desde el convenio entre ambas partes, las acciones de Qualcomm han subido un 51%.